Mural de Morales, patrimonio cultural en Oaxaca

Dos meses y medio después de que el mural del salón de cabildo de Ocotlán fue declarado patrimonio cultural, ayer develaron la placa alusiva.

El color y la magia plasmadas en los dos murales que, entre 1953 y 1980, pintó Rodolfo Morales (1925-2001) en la sala de cabildo del palacio municipal de su natal Ocotlán de Morelos, son desde ayer patrimonio cultural del estado de Oaxaca.

Apenas en mayo pasado la obra fue reinaugurada, tras un proceso de restauración que de noviembre a febrero requirió una inversión de dos millones de pesos. En agosto pasado el Congreso Local aprobó declararla patrimonio cultural del estado y ayer la placa alusiva fue develada.

Bastiones culturales

“Es motivo de una gran fiesta”, consideró la senadora Susana Harp, quien destacó el “tequio” que han hecho al rescate de espacios históricos y culturales artistas plásticos como Rodolfo Morales y el maestro Francisco Toledo, dos bastiones de la pintura contemporánea “que han marcado una línea de grandes artistas”.

Además de su calidad artística, destacó la generosidad de sus aportes a la cultura de Oaxaca, que en el caso de Rodolfo Morales se puede constatar en el rescate de templos católicos como el de Santa Ana Zegache, San Jacinto Ocotlán, San Pedro Taviche y el propio Ocotlán “para tratar de levantar la zona a fin de que hubiera más visitantes”.

Un primer mural al fresco fue pintado por Rodolfo Morales entre 1953 y 1956, a los pocos años de egresar de la academia de San Carlos en la Ciudad de México y antes de pintar un mural en la Escuela preparatoria número 5 de la Ciudad de México, donde trabajó como maestro de dibujo.

Su sobrino y presidente de la Fundación Cultural Rodolfo Morales, Alberto Morales Sánchez, recordó que 20 años después el ayuntamiento de Ocotlán le pidió restaurar el mural y Rodolfo Morales aceptó con la condición de que se le permitiera pintar un segundo mural, pero en acrílico que realizó entre 1978 y 1980.

Lienzo mágico

Así, paredes, techo y puertas de la sala de cabildo fueron el lienzo del estilo mágico del pintor, pero la humedad del espacio deterioró la obra. Una segunda restauración se realizó hace 15 años y la más reciente fue posible con apoyo de la Fundación Alfredo Harp Helú y el Ayuntamiento de Ocotlán.

El diputado local Arturo Toledo Méndez, explicó que a iniciativa de la Fundación Cultural Rodolfo Morales se promovió la declaración de este mural como patrimonio cultural del estado de Oaxaca, lo cual se consiguió el 21 de agosto pasado a través del decreto número mil 556.

La declaratoria, fue considerada por la secretaria de Cultura y Artes de Oaxaca, Adriana Aguilar Escobar, como una invitación a las autoridades para que promuevan su visita como una parada obligada entre los visitantes.