El sueño musical de Tulia

Orgullosa de su identidad, la joven docente y cantante ha pisado escenarios compartiendo su lengua.

Tulia José Sánchez es originaria de la comunidad de Santa María Tepantlali, Mixe y es hablante de la lengua ayuujk. Creció en una familia de escasos recursos; a pesar de ello, sus padres le procuraron una vida feliz en la casa, escuela y en su entorno. Docente bilingüe de profesión, dedica este año para arrancar su carrera musical. En entrevista, nos cuenta cómo ha sido este camino, su propuesta y su primer disco.

La historia de Tulia Sánchez (Santa María Tepantlali) no podría contarse sin mencionar su esfuerzo, sacrificio y compromiso con su pasión, el canto. Desde su niñez fue motivada por sus maestros y le gustaba entonar canciones infantiles; siempre aseguraba un lugar en los eventos cívicos y se apuntaba para cantar tanto el himno nacional como alguna canción mexicana, para el Día de la Independencia.

Esos fueron sus primeros coqueteos con el canto; su voz la hizo destacar y ser seleccionada para ser corista en otros compromisos escolares.

Conservando su identidad

Su entorno la cobijaba en sus inicios con el canto; a los 13 años aprendió con apoyo de su hermano a tocar la guitarra y lo tomó tan en serio que se integró a un grupo de música andina de su comunidad; así le vinieron los días, tocando en varias comunidades de los mixes y luego fuera del estado de Oaxaca, tan sólo por amor a la música, no recibía remuneración.

Tras concluir su bachillerato se fue dos años a la Ciudad de México a trabajar por necesidad. Siguió algunos años con el grupo de música andina y luego regresó a Oaxaca para estudiar en la Escuela Normal Bilingüe e Intercultural de Oaxaca (ENBIO), donde terminó de comprender la importancia que tiene el conservar su identidad, sus raíces, su lengua y la riqueza cultural que caracteriza al pueblo mixe. 

Aprovechó este tiempo de estudio para enfocarse más en las actividades culturales,  ya que se le hacía un trabajo muy importante y necesario, tanto que su tesis de titulación se enfocó en la iniciación de la lectura y escritura en la lengua ayuujk a partir de los cantos tradicionales con los alumnos de segundo grado de la escuela primaria de Tejas, Tlahuitoltepec, Mixe.

Y ahí comenzó de nuevo su idilio con el canto, grabó  varias canciones, una de ellas en mixe, titulada Uk Mek (perro pinto) compuesta por uno de sus amigos. Ahora alterna su novel carrera artística con la docencia, ya que ahora es profesora de Educación Indígena.

Primer concierto

Tulia Sánchez ha tenido ya varias presentaciones; su primer concierto lo ofreció  en la comunidad de Tamazulápam, Mixe, posteriormente se presentó en la comunidad de Tlahuitoltepec con el acompañamiento de la banda filarmónica femenil llamada Mujeres del viento florido. También se ha presentado en las fiestas de la Guelaguetza en escenarios como el del Jardín El Pañuelito bajo el acompañamiento de la banda filarmónica Cielo Oaxaqueño con la dirección del maestro Jorge Jiménez.

Otra de sus participaciones fue en la expo feria Donde sale el sol y ha llevado su canto a diversas comunidades de San Juan Cotzocón: San Pedro Ayacaxtepec Mixe, Mosquito Blanco Tepantlali, a Zacatepec Mixe, a Llano Crucero Tepuxtepec, a Huajuapan de León y en la ciudad se ha presentado tanto en el Centro Cultural San Pablo, como en la Feria del Mezcal.

Luego de pisar escenarios en Puebla y la Ciudad de México, donde participó en la Feria de las Lenguas Indígenas Nacionales, Tulia continúa con la promoción de su disco, el cual ya se encuentra en todas las plataformas digitales. 

Su primer disco

“Tradiciones de mi corazón” es su primer disco, contiene 12 temas en mixe, zapoteco y español.

Tulia Sánchez ya lanzó su primer disco Canciones de mi corazón, con 12 temas en los que abarca las ocho regiones del estado de Oaxaca y canta tanto en mixe, como en español y en zapoteco. Ella misma tradujo las canciones al mixe, a la variante de su comunidad natal Santa María Tepantlali, con la ayuda de sus padres.

La grabación la realizó con la Banda Filarmónica Juvenil de la comunidad de Tamazulápam, Mixe, con ayuda de la disquera independiente Rada Records de la Ciudad de México. La voz se realizó en el Estudio Uno de Oaxaca con Nicola Mina, Salvador Rodríguez y el productor ejecutivo Alejandro Morales. 

La producción de su primer material duró varios meses y se logró gracias al esfuerzo y colaboración de muchas personas que participaron para sacar adelante su proyecto. Tras llevar su primer álbum a varios medios y realizar presentaciones, Tulia adelantó que ya prepara su siguiente material, el cual tendrá un toque andino.