Revive Trump la separación de familias

Plan de Cero Tolerancia

La Casa Blanca está considerando planes que podrían separar nuevamente a padres e hijos en la frontera con México

CIUDAD DE MÉXICO.- La Administración Trump no cesa en su plan antimigratorio de "tolerancia cero".

La Casa Blanca está considerando planes que podrían separar nuevamente a padres e hijos en la frontera con México, según fuentes citadas por The Washington Post.

Esto, apunta el medio, con el fin de revertir el gran número de familias que intentan cruzar ilegalmente, que aumentó un 38 por ciento en agosto y ahora se encuentran en niveles récord, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés).

Una de las opciones es ofrecer una elección binaria a las familias que buscan asilo después de 20 días de detención: permanecer encerrados con sus hijos durante meses o años mientras avanza su proceso legal, o permitir que los menores sean llevados con otros familiares o tutores que vivan en Estados Unidos.

Funcionarios de la Administración Trump dijeron al medio que no piensan reactivar las separaciones forzadas que crearon una crisis entre mayo y junio de este año, cuando se reveló que al menos 2 mil 500 menores fueron separados de sus padres.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes, el principal asesor de la Casa Blanca, Stephen Miller, está abogando por medidas más duras porque cree que las separaciones de la primavera funcionaron como un elemento disuasivo eficaz para los cruces ilegales, y, según él, escalaron de nuevo en agosto, después de que el Presidente anunció que permitiría a las familias permanecer detenidas juntas.

Bajo la política de "tolerancia cero", que comenzó en abril, todos los indocumentados detenidos tendrían que estar arrestados hasta ser presentados frente a un juez, en lugar de ser liberados con una fecha de audiencia, como se hacía anteriormente.

Debido al Acuerdo de Flores, que impide que los menores permanezcan detenidos más de 20 días, éstos eran separados de sus padres y las autoridades les buscaban un tutor en el país. Otra de las opciones analizadas, según el Post, es retar legalmente ese pacto.

Tras la polémica, la Administración Trump comenzó a detener a las familias juntas durante unos días o fueron liberadas con un citatorio.