Preocupa a comisionado de la ONU situación migratoria en la frontera

Tapachula.- Con el objetivo de monitorear la situación migratoria en la frontera y estaciones migratorias, la situación de las personas defensoras, desapariciones de migrantes, y construir una agenda a trabajar con las nuevas autoridades de Chiapas, el representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, visitó esta ciudad.

Se informó que entre las preocupaciones compartidas en una prolongada reunión con representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil, de esta ciudad, se subrayó el contexto de racismo y xenofobia que se vive a nivel local, plasmado en la represión que las personas migrantes sufren por parte de los cuerpos de seguridad.

De acuerdo con Mavi Cruz Reyes, del área de comunicación del Centro de Derechos Fray Matías de Córdova, A. C., también al Alto Comisionado la falta de respuesta institucional ante la crisis de refugiados que atraviesa la región, y en especial lo que se refiere a las personas necesitadas de protección que caen en detención migratoria, cuando vienen huyendo de la violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras, y ahora de manera emergente también en Nicaragua.

Dijo que Jan Jarab también pudo escuchar los obstáculos y discriminaciones de las que son objeto la población centroamericana establecida en Tapachula a la hora de acceder a derechos y servicios fundamentales como la atención en salud y la educación.

La reunión, celebrada en la sede del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, en la que también participaron las organizaciones Iniciativas para el Desarrollo Humano, Médicos del Mundo, Protection International, el Servicio Jesuita a Refugiados y Una Mano Amiga, concluyó con una declaración del Representante de ONU-DH a las organizaciones, en la que reitera su compromiso de presionar al Estado mexicano en sus diversos niveles de gobierno, para impulsar políticas públicas de gestión migratoria y protección de personas refugiadas con un enfoque de derechos humanos.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las organizaciones sociales participantes en el encuentro, se comprometieron a mantener la comunicación, compartir información de contexto y reencontrarse lo antes posible para dar seguimiento a la construcción de una agenda política ante la llegada de los nuevos gobiernos locales, estatales y federales.