Rechazan delfinario en Bahías de Huatulco, Oaxaca

Activistas rechazan la instalación de delfinario en Bahías de Huatulco

BAHÍAS DE HUATULCO, Oaxaca.- Hace dos años, sociedad civil y ambientalistas advirtieron sobre los inconvenientes de la instalación de un delfinario en Bahías de Huatulco. La presión local, nacional e internacional logró contener el proyecto impulsado por la empresa Dolphin Discovery; hoy, el grupo de empresarios que impulsa el plan insiste en cristalizarlo.

Luego de que hace unos días fue publicada una nota en un diario de circulación nacional, en la que se hacía referencia al delfinario y a su inminente construcción, activistas de Huatulco han evidenciado nuevamente las graves afectaciones ambientales que ello ocasionaría, lo que contraviene la vocación sustentable que ha caracterizado a Huatulco durante los últimos años.

Rechazo total al delfinario

Principalmente en redes sociales, inconformes hacen patente su rechazo total al delfinario, cuyo principal promotor es el empresario Eduardo Albor y el grupo Lomas Travel, y recuerdan cómo hace dos años consiguieron detener el proyecto, dada la condena que se suscitó en torno al proyecto por el que se pretende mantener en cautiverio a un grupo de delfines con el propósito de divertir al público.

“Hace dos años se detuvo el delfinario, principalmente porque encontramos inconsistencias en el manifiesto de impacto ambiental en lo referente al manejo de recursos hídricos y fauna silvestre, y hasta este momento, al menos el gobierno municipal encabezado por José Hernández Cárdenas no ha otorgado ni otorgará permiso alguno para su instalación”, manifestó Pedro Gasca, coordinador de Turismo de Naturaleza, del gobierno municipal de Santa María Huatulco.

Proyecto, contra sustentabilidad

El también ambientalista recordó que este tipo de proyectos son un contrasentido para la vocación de sustentabilidad que distingue a Huatulco, pues se sabe que se requerirían millones de litros de agua potable para su mantenimiento, lo que representa un perjuicio para el suministro del líquido a los habitantes de colonias y sectores donde ya se padece la escasez.

La oposición de activistas locales al proyecto del delfinario en el 2016 tuvo eco a nivel nacional e internacional, lo que se vio reflejado en las más de 35 mil firmas recolectadas a través de la plataforma Change.org, en una petición con la leyenda “No al delfinario en bahías de Huatulco”, dirigida a autoridades entre las que se encuentran el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano y el edil José Hernández.

Oposición a cautiverio de mamíferos

Actualmente, la petición sigue vigente y en ella se expone cómo a casi tres años de que la empresa Dolphin Discovery dio a conocer su intención de expandirse a Huatulco, busca culminar el proyecto.

Ahí mismo se sostiene, que si bien Huatulco recibe felizmente proyectos de inversión, por amor a la naturaleza se rechaza rotundamente la construcción del delfinario, por considerar que los delfines no deben, por ningún motivo, ser mantenidos en cautiverio.

“En Huatulco, respetamos y aprendemos de estos hermosos mamíferos observándolos en su hábitat natural, sin obligarlos a vivir encerrados”, señalan.

Proyectos deben ser consultados

Ante el nuevo intento de Dolphin Discovery por concretar el delfinario, y que curiosamente, se retoma justo en la antesala de la transición del gobierno municipal, ciudadanos organizados se agrupan en lo que será el Consejo Ciudadano de Huatulco, que se constituirá como asociación civil y que impulsará la propuesta de que cualquier proyecto contemplado para este destino sea primero consultado con la sociedad, para valorar sus implicaciones sociales y ambientales.

“A pesar de que está en trámite el manifiesto de impacto ambiental por la compañía Dolphin Discovery, todavía no está autorizado; por ello haremos todo lo posible, utilizaremos todos los mecanismos legales con el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales para poder impedir que se construya el delfinario”, afianzó Pedro Gasca.