Mientras México rediseña sus billetes, China ya paga todo con el celular

En México, el rediseño de los billetes en México ha detonado dudas y reacciones a favor y en contra, pasando por las de humor; sin embargo, en las principales ciudades de China el uso de dinero en efectivo ha quedado en el pasado, pues prácticamente todo se paga con el celular.

En tiendas de ropa, de conveniencia, taxis, máquinas expendedoras, así como otros puntos de venta, incluso en puestos ambulantes, es posible realizar pagos con el teléfono móvil. No sólo es una posibilidad, es la principal forma de pago.

Para ello, se combinan diferentes tecnologías como transferencias electrónicas, códigos QR, teléfonos inteligentes, internet móvil y apps.

El procedimiento es fácil. Por medio de aplicaciones en el móvil se despliega en la pantalla un código QR o, bien, se lee impreso el código QR del negocio o artículo, e instantáneamente se realiza la transferencia de dinero.


Lo que hay detrás de esa operación es la vinculación de la app con una cuenta bancaria personal, ya sea con una tarjeta de crédito o débito; también es posible tener un saldo abonado.

En China, las apps más usadas para los pagos móviles son WeChat, cuya función principal es la mensajería, y AliPay, desarrollada por Alibaba, la tienda electrónica con más ventas en el país asiático.

En el caso de los comercios establecidos, al momento de pagar, el comprador debe mostrar el código QR generado por la app, éste es leído por una terminal similar a las usadas para tarjetas bancarias y se genera un ticket.

En todos los casos, tanto el vendedor como el comprador reciben notificaciones que confirman la transacción.

Para máquinas vending o expendedoras, de refrescos o alimentos, por ejemplo, el usuario debe leer el código QR del artículo seleccionado desde la app en su celular y luego de que se hace la transferencia, acción que toma únicamente instantes, sale el objeto. Desde luego, la máquina está conectada a internet.

Los pagos móviles también han llegado a los comerciantes informales; en este caso, los vendedores tienen en hojas sus códigos QR impresos. Luego de que se le indica cuánto debe pagar, el comprador abre su app, indica la cantidad de dinero a transferir y escanea el código. Con el movimiento de dinero efectuado, el comerciante recibe una notificación en su teléfono.

De acuerdo con Liu Xingliang, director del Centro de Datos de Internet en China, los pagos móviles comenzaron en 2014 y hasta 2017 eran usados por el 40% de los usuarios de smartphones en el país asiático.

Los pagos móviles son el segmento de internet cuyo uso más crece en ese país, indicó Liu en una presentación ante periodistas de Latinoamérica en Beijing.

En los últimos años, agregó, los pagos móviles han provocado un auge en el uso de las bicicletas compartidas de compañías como Mobike o VBike, las cuales ya tienen presencia en la Ciudad de México. La misma tecnología de lectura de códigos QR es la que se ocupa en China para pagos móviles.

En ese país, a diferencia del resto del mundo, el mercado de smartphones no ha perdido velocidad. En el primer semestre de 2017, en el país se vendieron 232 millones de dispositivos, un crecimiento de 1.8% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Los consumidores chinos compran más dispositivos de gama media y alta, en busca de más funciones y mejores experiencias de uso, indicó Quingkai Zong, analista senior de GfK División China.

Huawei es la marca que domina en este país, pues tras un crecimiento de 11% de 2016 a 2017, posee el 23% del mercado. El aumento de ventas de esta compañía china se ha dado principalmente en las gamas medias y altas, según cifras de GfK.

Con excepción de Apple, son marcas chinas las que predominan en el país asiático. Detrás de Huawei, Oppo ocupa el 17.1% del mercado, Vivo sigue con 16.1%, Apple, con 11.1%, y cierra los primeros cinco lugares Mi, con 10.2%, de acuerdo con cifras de 2017.

Después de estas marcas, se ha abierto una brecha, pues las siguientes tienen participaciones sensiblemente menores en el mercado: Meizu, con 3.8%; Gionee, con 3.4%; Samsung, con 2.7%, Letv, con 1.4%, y Coolpad, con 1.2%.

Con el aumento de ventas de nuevos y mejores smartphones, China se adentra a una era en la industria de la tecnología, en la cual la característica principal es el internet móvil.