Costeños apuestan al maíz nativo en Oaxaca

Román Carlos VelascoRomán Carlos Velasco

Variedades de maíz oaxaqueño

Con la instalación en Villa de Tututepec de un centro de transformación que producirá 50 mil tostadas diarias a base de maíz y dos tortillerías, la Integradora Agroempresarial de Río Verde busca potenciar la demanda de maíces nativos a partir de la revalorización de los usos tradicionales.

Las trabas que el gobierno de Estados Unidos ha puesto a la negociación del Tratado de Libre Comercio obliga que los 600 productores aglutinados en esa organización costeña busquen una alternativa de comercialización al excedente de producción que en su mayoría es para autoconsumo.

Mesas de primer mundo

José Esteban Sotelo Mariche, represente de esa Integradora Agroempresarial, explicó que en el 2015, con la empresa Masienda surgió la oportunidad de empezar a exportar maíces nativos a Estados Unidos.

El primer año empezaron con 70 toneladas de maíz nativo cuyo nicho de mercado son los restaurantes gourmet. En el 2017 alcanzaron a exportar 150 toneladas y para este año aspiran a exportar 250 toneladas.

“En su mayoría son pequeños productores de entre 1 y 3 hectáreas que logran un rendimiento de 1 a 2 toneladas por hectáreas en su mayoría para autoconsumo, sólo entre el 20 a 30 por ciento lo venden”, relató.

Con la comercializadora Masienda el pago del kilogramo de maíz nativo va entre los 8 y 8.50 pesos, casi lo doble de los 4 o 5 pesos que reciben como pago en el mercado regional y si bien el maíz de color azul, rojo o negro llega a pagarse hasta a 10 pesos, todavía no se produce más allá de dos toneladas en conjunto.

Con el respaldo de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas en la Villa de Tututepec en 2016 se pudo conseguir el equipamiento y mecanización de un centro de acopio con una nave industrial.

Será en este año, con el apoyo de la Sagarpa, que con una inversión de tres millones de pesos inaugurarán su centro de transformación y dos tortillerías, una en Villa de Tututepec o otra en Puerto Escondido, estrategia que se pretende replicar en otras regiones como la Mixteca y la Sierra.