Vecinos denuncian aglomeración en sepelios en la región istmeña

AFPAFP

La pandemia ha vulnerado, entre otras cosas, las tradiciones en la región istmeña.

SALINA CRUZ, Oaxaca.- La pandemia ha vulnerado, entre otras cosas, las tradiciones en la región istmeña.

La imposibilidad de acompañar al familiar o amigo fallecido a su última morada, es de los principales lamentos entre la comunidad de Salina Cruz.

Acostumbrados a dar el pésame personalmente, a llevar el duelo de manera pública y seguir las costumbres de la región en cuanto a los rituales funerarios, hoy los salinacrúcenses lidian con un inédito escenario. 

Sin embargo, no todos se alinean a la sana distancia, el uso del cubrebocas y un sepelio discreto y rápido, tal como lo demanda la actual contigencia sanitaria. Es así que vecinos de diversos barrios señalan el incumplimiento de sus conciudadanos sobre las acciones preventivas contra el coronavirus que suma ya 65 defunciones en Salina Cruz, de acuerdo con los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Vecinos de algunas funerarias y de la iglesia de la Santa Cruz señalaron que en los actos fúnebres y en las misas se generan aglomeraciones, incluso en domicilios particulares, donde han podido observar poca disposición de algunas familias que despiden a sus familiares, de poner en práctica las recomendaciones médicas para evitar la propagación del COVID-19.

Las medidas preventivas se están relajando, indicaron.

Y si bien no se hace ya más la marcha fúnebre para ir al panteón, si en ocasiones un buen número de personas acuden a las misas, sepelios e inhumación bajo su propio riesgo y con la latente posibilidad de que se contagien del SARS-CoV-2.

La gente acude por costumbre a los actos religiosos previos a la cristiana sepultura que los deudos le quieren dar al occiso con los consabidos riesgos que implica celebrar estos actos religiosos.