El campo en Oaxaca, ni para autoconsumo alcanza

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Las actividades agropecuarias como tal han quedado reducidas a nada en el puerto de Salina Cruz. La ciudad, cosmopolita como le llaman, se caracteriza principalmente por su actividad industrial, portuaria y pesquera, actividades que de igual manera han venido a menos y no han resuelto la vida de la creciente población con el transcurrir de los años.

La esperanza del anhelado despegue económico y comercial volvió a encenderse el 17 de diciembre cuando el Presidente Enrique Peña Nieto declaró a Salina Cruz Zona Económica Especial.

Sin embargo, hay espacios, todavía pequeños, en donde campesinos se resisten a dejar de labrar la tierra, en donde producir al menos para el autoconsumo sigue siendo una tarea diaria. De aquella aldea de pescadores tampoco queda mucho, y la actividad ya no reditúa como antes.

Uno de los últimos reductos donde todavía hay gente dedicada al cultivo de granos y crianza de ganado está ubicado en las inmediaciones de las agencias municipales de San Antonio Monterrey, San José del Palmar y Boca del Río, donde el cultivo de sorgo y maíz se reduce a algunas cuantas hectáreas de temporal, afectadas últimamente por la ola de incendios que llegó a devastar el sitio.

El gigante petrolero

La actividad agropecuaria en esas tres agencias municipales limitan con predios del Ejido Salina Cruz y Boca del Río y tierras comunales de Huilotepec, también tienen vecindad con el Polígono 14, con los ductos y la refinería Ing. Antonio Dovali Jaime de Pemex, ductos e instalaciones que se ubican en los linderos San Antonio Monterrey, San José del Palmar y Boca del Río en Salina Cruz, y los municipios vecinos de San Pedro Huilotepec y Santo Domingo Tehuantepec con dirección al norte.

Es justamente la población de estas comunidades la que más ha resentido la actividad petrolera que ha generado contaminación, y existen quienes han abusado del robo de combustóleo, afectando de una u otra manera las actividades relacionadas con la agricultura y crianza de ganado y la actividad pesquera en la zona.

Para paliar esa situación, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha beneficiado con vehículos, maquinaria, empleo temporal, combustible y la construcción de infraestructura para la población en general y para sus trabajadores en particular, tanto a los gobiernos como organizaciones civiles que se han favorecido de las afectaciones que la petrolera realiza como parte de su actividad a la ciudadanía en todos estos casos.

Ya no es rentable

María Estela García Zavaleta, ejidataria en Salina Cruz, señaló que el cultivo del sorgo y maíz, así como la crianza de ganado ha perdido terreno en el puerto de salina Cruz, Tehuantepec y Huilotepec, por lo riesgoso y poco rentable que resulta esta actividad, aunado a la inseguridad que prevalece al norte de la ciudad por el constante robo de ganado vacuno y caprino, ilícitos que cometen ya no solo al amparo de la noche sino en plena luz del día.

La inversión para el campo la realizan cada quien por su propia cuenta, los bancos y cajas de ahorro y particulares solicitan a los usuarios garantías que para muchos son difíciles de obtener sobre todo si se trata de bienes inmuebles, que de no obtener una buena cosecha pasaría a manos de la banca, por lo que cada quien se ve en la disyuntiva de sembrar y criar sus animales invirtiendo en muchos de los casos sus propios recursos.

Por lo que aquellos campesinos se han visto en la necesidad de cambiar sus actividades para dedicarse a trabajar como obreros en las obras de reparación de la paraestatal realiza al interior de su recinto.