Libramiento Sur de Oaxaca, campesinos de Zaachila afirman "quieren quitarnos las tierras"

ES UNA AMENAZA DE DESPOJO EN LA COMUNIDAD
EMILIO MORALES PACHECOEMILIO MORALES PACHECO

A 7 pesos indemnizarían por cada metro cuadrado.

VILLA DE ZAACHILA, Oaxaca,- "Es un hecho compañeros, están fraguando revivir el proyecto y quitarnos las tierras", previene Francisco Melchor Tejada a campesinos de la Villa de Zaachila quienes, con la mirada cabizbaja, se aferran a la resistencia contra el proyecto de Libramiento Sur, mismo que desde hace diez años las administraciones estatales han intentado materializar.

"Toda la comitiva estamos decididos: No se va a dejar pasar. A cualquier llamado nos vamos a juntar, aunque el gobierno quiera pagar bien, no vamos a vender nada", advierte Virgilio Vásquez Salvador, presidente de la unidad de riego pozo número 23.
 

Libramiento Sur, amenaza de despojo

El proyecto Libramiento Sur o también conocido como Circuito Sur fue estructurado en 2008 por la empresa Zambrano y Asociados a petición de Caminos y Aeropuertos de Oaxaca (CAO) y se intentó ejecutar por primera vez con el gobernador Ulises Ruiz Ortíz.

 

La entrega de los terrenos implicaría cancelación de su forma de vida. FOTO: Emilio Morales Pacheco

 

El trazo plantea desviar el tránsito de vehículos para deshaogar vialidades de Oaxaca de Juárez y conectar a 15 comunidades conurbadas. Empero, esta carretera de 57 kilómetros requiere para su construcción de terrenos propiedad de trabajadores del campo; ante el rechazo de los productores, hace años se logró frenar el proyecto.
 

Revive la ambición

Sin embargo, la actual administración estatal pretende revivir el plan vial.

Constantino Pérez Morales, subsecretario de Planeación de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial del Estado (Sinfra) reveló en enero pasado que se busca replantear el proyecto al Gobierno Federal para analizarlo y ejecutarlo, en el contexto de que las carreteras hacia la Costa e Istmo de Tehuantepec también se reactivaron en este gobierno.

La empresa Zambrano y Asociados, denominada actualmente Ángel García y Asociados está buscando concretar, por fin, el proyecto.
 

Daño insuperable

"Yo vivo cien por ciento del campo, no aceptaré que pase por aquí, no estamos de acuerdo porque afectaría a 7 unidades de riego y nuestra planta tradicional que son los nogales. ¡Hagan conciencia" señala Jaime Martínez Coronel, secretario de la Unidad de Riego pozo 23 de Zaachila.

 

El campo, la única fuente de ingresos para la región. FOTO: Emilio Morales Pacheco

 

Francisco Melchor Tejada, ejidatario del lugar, denuncia que el proyecto pretende quitarle el 75 por ciento de su terreno, y menciona que los campesinos perderían casi 14 millones de pesos anuales.

"Este proyecto fue diseñado por los gobiernos estatal y federal en convenio con empresas privada, sin tomar en cuenta los daños a la agricultura, ecología, a los mantos acuíferos, a la vida sociocultural de las comunidades y el gasto para los ciudadanos":

Melchor Tejada especifica que están amenazadas 322 hectáreas de terrenos de siembra, 3 mil 886 árboles frutales, 83 pozos noria, 6 profundos y un pozo de agua potable, 124 caminos cosecheros y 24 caminos reales, 4 ríos y 61 arroyos así como 51 viviendas.

"Me quieren quitar lo que abarca mi invernadero que es una inversión de más de 1 millón de seis años; nos lo quieren quitar de manera autoritaria. A un nogal mío le insertaron un clavo de vía de tren, para evitarse poner otro tipo de marcas, le quitan la corteza a los árboles y les insertan clavos para sus marcas topográficas, esto provoca afectaciones", lamenta.

A pesar de las pérdidas y afectaciones, los campesinos lamentan que las autoridades no dimensionan todo ello. "Nos dicen que el daño es superable".
 

Nula bonanza

Melchor Tejada menciona que esta vialidad no dejará beneficio alguno para la ciudadanía, pues señala que sólo generará un desembolso extra para el pueblo que, de por sí, ya tiene innumerables carencias.

"Yo siempre parto de un análisis económico, hay una modernización muy grande de vías de comunicación, pero eso debería permitir una vida más barata porque están permitiendo llevar los productos al resto del país, pero no es así, por el contrario, implica el incremento de costos de peaje, es un costo enorme."

 

Los campesinos advierten productores de 6 comunidades impedirán que el proyecto se ejecute. FOTO: Emilio Morales Pacheco

 

Libramiento Sur, "a costa de lo que sea"

Según testimonios de los ejidatarios de Zaachila y activistas que se oponen al propósito, el Secretario de Seguridad Pública, José Raymundo Tuñón Jáuregui, ha aseverado que el proyecto se ejecutará en la presente administración, a pesar de todo tipo de oposición.

"Jáuregui lo dijo, el gobierno actual va a poner las condiciones que sean para que pase el proyecto, la orden es que se construya a costa de lo que sea", alertan
 

Rebeldía, ni un paso atrás

"No vamos a entregar nuestras tierras para satisfacer su necesidad de poder" asevera Melchor Tejada.

El ejidatario refiere que el pueblo oaxaqueño ya no permitirá más injusticias, "ya estamos a punto de reventar el hilo" dice. Asimismo, advierte que el Libramiento Sur no pasará en Zaachila así se deban perder vidas.

"Nosotros estamos puestos a enfrentarlos, al costo que sea, si ellos quieren por la vía de la fuerza no nos vamos a dejar, se va  a juntar la gente. Recuerden, violencia genera violencia y por nuestras tierras damos hasta la vida".

 

Proyecto Libramiento Sur, trazo original 2010.

 

Agua, minas de materiales, pozos

"En mi terreno, abajo, hay agua dulce, por eso quieren apropiarselo", confiesa Francisco Melchor Tejeda. Y describe que una vez que el proyecto se concrete pasaría a manos del gobierno federal, mismo que obtendría "ganancias enormes por acarrear recursos naturales que están explotando y lo harán con mayor abuso si nos dejamos".

En Zaachila existen numerosos pozos profundos, la comunidad está dentro de la región hidrológica de la Cuenca del Río Atoyac, afluente que atraviesa la comunidad, en su interior hay bancos de arena que son explotados y utilizados como materiales para la construcción habitacional.  Por otro lado, el Río Valiente y el arroyo conocido localmente como “la Zanja” son corrientes hidrológicas intermitentes, activas durante la temporada de lluvias. El Valle donde se ubica la Villa de Zaachila está rodeado por tres cadenas montañosas que dan forma a la cuenca rica en recursos hídricos subterráneos.