Risa para tiempos convulsos en Oaxaca

Pimpolina Clown ofrece funciones gratuitas de su espectáculo Delirum pollum, en el Teatro Macedonio Alcalá

No en vano, en el 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró doctores honoris causa a todos los payasos del mundo, nombramiento que hoy en día cobra una importancia imprescindible. Desde hace cuatro décadas, Andrea Christiansen encarna a Pimpolina Clown, personaje a través del cual propone una reflexión sobre la actitud de cada persona frente a su realidad. Y en estos tiempos convulsos, trae a Oaxaca su espetáculo gratuito en el Teatro Macedonio Alcalá.

Desde ayer, hoy y mañana, la creadora presenta seis funciones de Delirium pollum, montaje que ha llevado a varias ciudades del país, con el apoyo de Efiteatro y el donativo de Liverpool, para ofrecer funciones gratuitas. En Oaxaca es la segunda vez que presenta el show de pantomina y humor.

El espectáculo es completo: hay una propuesta artística, humorística y un mensaje importante sobre la vida.

Más dosis de risa

"El objetivo es llevar al teatro a los que normalmente no van poque no tienen recursos para ir. A través de este espectáculo, podemos detenernos en las pequeñas cosas de la vida y descubrir que pueden ser grandiosas", compartió Andrea Christiansen, en entrevista.

Pimpolina Clown es un personaje que ella desarrolló hace 40 años. Se trata de una payasa tierna y pícara, que invita al espectador a reflexionar en torno a la realidad y a las pequeñas cosas de la vida, que a veces son tan simples que las dejan pasar sin darles importancia.

La payasa Pimpolina asegura que la risa es un mecanismo que ayuda al ser humano a sobrellevar mejor la realidad, que mientras más dura sea esta, se necesitan más dosis de risa. "No creo que sea cuestión de sólo reirse de los problemas. La risa que busca este espectáculo no es la risa tonta que propone la televisión comercial, sino una risa inteligente, a través de una revelación sobre algún aspecto de la realidad".

Responsabilidad del artista con la sociedad

Convencida de que los momentos difíciles hacen que la responsabilidad como artistas sea mucho más grande que en épocas de calma y bonanza, la artista Clown confía en poder traer a Oaxaca, próximamente, el Festival Internacional de la Risa, que ella dirige en la Ciudad de México.

"Mi responsabilidad y tarea es hacer ver la enorme importancia que tiene el humor y la risa en la vida del ser humano, en su propia salud. Los médicos han aceptado la importancia de la risa en el funcionamiento del cuerpo; se ha comprobado que levanta las defensas y ayuda a producir endorfinas".