Protestan damnificados de San Dionisio del Mar, Oaxaca

El lunes se manifestaron para exigir solución

JUCHITÁN, Oaxaca.- Integrantes del Frente de Organizaciones Sociales Ikoots de San Dionisio del Mar llevaron a cabo el pasado lunes, una protesta para denunciar la falta de atención de las autoridades estatales hacia las familias damnificadas por los sismos de septiembre pasado.

Desde las 8 de la mañana, los manifestantes cerraron el acceso principal de la población, en demanda de una mesa de diálogo con las autoridades de la Sedatu y poder mostrar la lista de familias que quedaron fuera del censo realizado el año pasado.

Alberto Pérez Gómez, integrante de este Frente, indicó que en San Dionisio del Mar hay muchas familias que realmente necesitan del apoyo de sus autoridades pues no cuentan con los recursos necesarios para poder reparar sus viviendas dañadas.

En esta comunidad también hay varios casos de familias que recibieron folios de Sedatu por daños parciales; sin embargo, muchas de esas casas están inhabitables.

Ayer mismo, representantes de la Secretaría General de Gobierno (Segego) acudieron a la población y recibieron un oficio donde los manifestantes solicitan la mesa de diálogo, misma que se llevará a cabo -se estima- esta semana.

“Llegó Emanuel Robledo como representante del Gobierno del Estado y se acordó el compromiso de una mesa de atención con el gobierno estatal para este jueves a las 2 de la tarde en la Ciudad de Oaxaca”.

Con este ofrecimiento, el Frente de Organizaciones Sociales se comprometió a dejar a un lado las movilizaciones, hasta en tanto se realice este encuentro entre las autoridades estatales y una comisión de este organismo Ikoots.

Reclaman en ProAgro

Por otro lado, en la protesta los manifestantes también reclamaron el pago de ProAgro a los campesinos de esa comunidad Ikoots que  hasta el pasado lunes, no han recibido este pago, correspondiente al año pasado.

Después de las 3 de la tarde, finalmente fue reabierto el paso a esta comunidad, el cual también es utilizado por los pobladores de Santa María de Mar, restableciéndose la circulación vehicular.