Malversan despensas para damnificados de Oaxaca

EN ELECCIONES DE AZUCAREROS

Las despensas fueron resguardadas en un domicilio particular.

TUXTEPEC, Oax.- Abraham Castillo Gómez, candidato por la secretaría general en el Sindicato Azucarero Sección 119 denunció los actos en contra de un proceso democrático, debido a la supuesta compra de voto que está realizando su adversario Vicente Larios Cano.

A través de las redes sociales, un trabajador del ingenio Adolfo López Mateos expuso que Vicente Larios Cano, Felix Herńandez Audelo, Vicente Rodríguez Padilla, Petra Prudencio y Hugo Reyes, compran los votos a su favor a partir de la entrega de despesas.

Los productos que tienen una caja y sello de la Secretaría de Gobernación (Segob) y Protección Civil, porque las mismas fueron resultado del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), enviadas a las familias damnificadas en el Estado de Oaxaca.

Fueron almacenadas en un domicilio particular durante la semana pasada, cuando se suscitó el sismo de 7.2 escala Ritcher con epicentro en la región Costa, para que durante esté inicio de marzo ser repartidas, revelaron.

Sin embargo, no podrán llegar a su destino final, porque fueron nuevamente empaquetadas para repartirlas con las familias de los trabajadores azucareros, a cambio de su credencial de elector y asegurar que votarán por la planilla de Larios Cano.

Abraham Castillo exigió que las autoridades de cualquier nivel de gobierno o incluso personajes políticos, ajenos al proceso interno de elección para asignar el nuevo comité de trabajo y gestión, se quedarán a un lado y respetarán los lineamientos del Sindicato Azucarero.

Esto debido a que el candidato contrario es hermano de María Larios Cano, personaje que se encuentra militando en el Partido Verde Ecologista (PVEM) y a quien también pudieran señalar de tal desvío de apoyos para damnificados.

Castillo Gómez expresó que deberían dejar que los más de 490 trabajadores y 180 jubilados con derecho a votar, escuchen las propuestas de trabajo que tienen en beneficio de la base laboral y que realmente sean ellos los que tomen las decisiones.

Mientras tanto, los recursos o apoyos destinados por parte del Gobierno Federal o Estatal, realmente lleguen a las personas que lo necesiten y no sean utilizados para intereses diferentes a los de una contingencia ambiental.