Alertan por casos de bullyng en escuelas de Oaxaca

El Consejo Estatal de Participación Social en la Educación (CEPSE) alertó sobre el incremento de casos de bullying en escuelas de educación básica, donde los abusos entre alumnos se tornan cada ves más violentos, desde los golpes hasta el uso de armas punzocortantes.

Entre los dos últimos ciclos escolares pasados y el actual se han presentado alrededor de 90 casos de este tipo, sobre todo en escuelas ubicados en municipios conurbados.

Sin embargo, muchas de estas agresiones no se denuncian o bien los alumnos y alumnas no las informan por miedo o amenazas de las que son sujetos.

De acuerdo con Luisa García, integrante del CEPSE, los casos han aumentado y lo grave es que suceden cuando los docentes no se encuentran en las aulas, en otros los directivos tratan de esconder los casos o bien lo buscan arreglar de manera interna, cuando se requiere de medidas definidas para evitar que se sigan ocurriendo.

Mencionó que para muchos directivos las soluciones y sanciones mas comunes es expulsar a los agresores, pero con eso no se va a evitar el problema.

 

Las agresiones se dan con mayor frecuencia en el nivel de secundaria y los han detectados en escuelas de zonas conurbadas, como es el caso de Oaxaca de Juárez.

"Esto es preocupante para nosotros como padres de familia, vemos que si hay aumento en los casoa, el ciclo antepasado se dieron 80 casoa y entre el pasado y lo que va de estos hemos tenido conocimiento de 10 más".

Mencionó que tuvieron conocimiento de un caso donde una alumna con la navaja de los sacapuntas agredía a sus compañeras, y hubo otro caso que la agresión fue con un cutter, estos sucedidos en la escuelas de Oaxaca de Juárez.

Luisa García mencionó que los padres de familia deben de tener  una participación mas activa en la educación de sua hijos porque  muchos se van a trabajar y no se dan cuenta de los que pasa o les pasa.

Detalló que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) necesita reforzar el programa de Convivencia Escolar que va enfocado precisamente a evitar casos de bullyn en las escuelas.

"Pero a la par debe de haber atención psicológica para que exista una verdadera atención y no únicamente recurrir a la expulsión de los estudiantes agresores, se necesita regenerar su conducta".