Diésel atiza rebelión de urbaneros en Oaxaca

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

Concesionarios del transporte urbano esperan el incremento de la tarifa desde noviembre del año pasado.

El alto costo del combustible e insumos gestó la rebelión de los concesionarios del transporte público en su modalidad de servicio urbano. Las pláticas que mantenían funcionarios de la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) y los empresarios están suspendidas, toda vez que los transportistas consideran insuficiente hoy el peso de incremento que se les prometió en noviembre del año pasado, por el aumento en el precio del diésel.

En el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, ante la negativa de Sevitra de autorizar un incremento en la tarifa del transporte urbano, los concesionarios decidieron suspender el descuento que otorgaban a estudiantes de preescolar, primaria, secundaria y educación media; en tanto en el Istmo de Tehuantepec los concesionarios anunciaron un incremento en el costo del pasaje, sin la autorización de Sevitra, este fin de semana, por el incremento en el diésel, refacciones, lubricantes y llantas.

“AUMENTO DESPROPORCIONADO DEL DIÉSEL”

La presidenta del consejo de administración de las empresas Chóferes del Sur y Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca (Tucdosa), Alejandra Gómez Candiani, asevera que el combustible sufrió un incremento de precios desproporcionado los primeros días del año, “lo que desfasó totalmente las proyecciones de aumento de tarifa que teníamos”.

Dice que en octubre de 2015 les permitieron incrementar la tarifa pero el precio del combustible era mucho menor, “antes subía aproximadamente 2 centavos por mes, pero ahora subió 10 centavos en una semana”.

Añade que además el incremento del dólar les impide compensar los incrementos, “porque si una refacción incrementa su precio cuando el dólar está alto, ya no baja, así se queda el precio; la fluctuación de la moneda americana también nos complica la adquisición de nuevas unidades, el aumento en las tasas de interés, en fin hay muchas cosas que se nos complican”.

Aplazan aumentos

Subraya que el año pasado aumentó 30 por ciento el precio del diésel, por lo que se solicitó al gobernador del estado incrementar las tarifas. “Se acordó que en octubre subiera la misma, pero se vino el asunto del terremoto y el incremento se pospuso para diciembre, pero no se respeto el acuerdo”.

“En las última pláticas que tuvimos con Sevitra, la semana pasada, les dijimos que es mejor subir un poco la tarifa en este momento, que incrementarla en un alto porcentaje posteriormente, porque en lugar de que sean 50 centavos o un peso, van a ser dos pesos porque ya no es posible mantener el precio”.

-¿Eliminar el subsidio a estudiantes universitarios y personas de la tercera edad sanearía las finanzas de las empresas?

Creo que sí ayudaría, porque representa aproximadamente el 30 por ciento de nuestros ingresos, pero no sería una medida que compensara el incremento a la tarifa a corto plazo.

-¿Un peso de incremento es aceptable?

-Ese es el dilema en el que estamos ahora, sinceramente el peso que se nos estuvo ofreciendo el año pasado en este momento es un problema y es donde estamos atorados, porque sentimos que no nos va a solucionar el tema.

Los empresarios denuncian también una competencia desleal de taxis, mototaxis y taxis foráneos. FOTO: Mario Jiménez

“SE NECESITA EL AUMENTO DEL PASAJE”

El concesionario de la línea Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao, Álvaro Medina Félix, sostiene que ellos dependen del diésel para poder trabajar y lamentablemente no han logrado sensibilizar a la autoridad para que autorice el incremento en el precio del pasaje que necesitan.

Comenta que muchos concesionarios de moto taxis, taxis y taxis colectivos incrementaron sus tarifas desde los primeros días de enero sin mayores problemas, porque la autoridad no dijo ni hizo nada, aunque a ellos todavía los mantienen en suspenso.

“No estamos unidos y por eso no hemos podido sensibilizar al gobierno, además este es un año electoral y será mucho más difícil un incremento que compense en algo los gastos que tenemos; nos han dicho que ya va a salir el incremento pero creemos que eso pudiera haber sido en vacaciones, porque luego los estudiantes toman las unidades y termina afectandonos más”.

Refacciones caras

Manifiesta que si no hay un aumento considerarán eliminar el subsidio a estudiantes de nivel profesional y personas de la tercera edad, “porque no recibimos nada a cambio, por el contrario, las refacciones en Oaxaca son más caras que en el resto del país”.

Destaca que la ley del transporte establece que cada año debe revisarse la tarifa del transporte urbano, pero esto no se cumple.

-¿Qué tarifa sería adecuada en esta situación?

-De acuerdo a los estudios que hemos realizado sería de 10 pesos, aun así estamos de acuerdo que la autoridad decide y, si nos aumentan un peso, pues sería aceptado.

Eliminan subsidio
El delegado de la Alianza del Transporte, Pasaje y Turismo en la Cuenca, José Guadalupe Contreras Magallón, informa que los transportistas de Tuxtepec cobraban la mitad de pasaje a todos los estudiantes, pero por la negativa a aumentar la tarifa ahora solo otorgan el subsidio al nivel superior.
“No podemos subir la tarifa porque no está autorizada y bueno el titular de Sevitra nos engañó cuando nos dijo que el 2 de noviembre entraba en vigor la nueva tarifa y que nos iba a dar créditos para sustituir las unidades”.
Comentó que directivos de las escuelas de educación superior se han reunido con ellos para apoyar su solicitud de incremento, a fin de que se aplique el descuento a todos los niveles educativos. “Ahora que si la sección 22 del SNTE se mete y comienza a retener carros, pues también nosotros vamos a reaccionar, esperamos que no, y contamos con el apoyo de los estudiantes".