Eterna informalidad laboral en Oaxaca

Más dinero, menos derechos

La garantía de los derechos laborales ha sido y sigue siendo mera utopía para el más del millon de oaxaqueños que trabajan en la informalidad.

Las cifras de esta forma de empleo han ido a la alta durante los últimos sexenios sin que exista una estrategia que contribuya a erradicar la problemática, y es que también, los ciudadanos ven en el trabajo informal una alternativa para obtener mayores ganancias frente a los precarios salarios al margen de la ley, aunque para ello tengan que sacrificar su seguridad y prestaciones laborales.

En la entidad existe un millón 364 mil personas con empleo informal; es decir 75.1 por ciento de las personas ocupadas no tiene garantizados sus derechos laborales, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Este indicador esta por encima del nacional que es de 51.8 %, colocando a Oaxaca como el estado con el mayor porcentaje de informalidad en el país. La cifra dista 2.8 % de la de hace 13 años, que se estimaba en 71.3 %.

En 2007 el porcentaje del trabajo informal disminuyo al 69.9 %, siendo la más baja del 2004 a la fecha, pues la cifra en Oaxaca durante este periodo siempre ha rebasado 70 por ciento.

Aún con estos números la admnisitración actual tiene como objetivo generar 46 mil empleos formales cada año, cifra que rebasa los 35 mil 517 generados durante los últimos seis años en la entidad.

Con base en los reportes del Inegi la mayor parte de los informales se dedica a la producción de bienes y servicios, a la agricultura y a las labores domésticas, los trabajadores han afirmado obtener ganancias mayores al salario mínimo, aunque para ello tengan que sacrificar el acceso a un aguinaldo, bonos, pensión, y servicios de salud y seguridad.