Resiente Oaxaca más de 6 mil réplicas del sismo del 7 de septiembre

AGENCIA REFORMAAGENCIA REFORMA

Juchitán es uno de los Municipios de Oaxaca más afectados

Hasta la mañana del 6 de octubre se han registrado 6 mil 637 réplicas en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, del sismo de 8.2 del 7 de septiembre, de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

A un mes del temblor, que dañó 110 mil inmuebles, han ocurrido en promedio 224 réplicas al día.

De éstas, la de mayor magnitud fue de 6.1 y sucedió el 23 de septiembre, causando el colapso de al menos 13 casas y un puente vial en la entidad que ya estaban dañados.

Habitantes de Juchitán, Ixtepec y Tehuantepec manifestaron su temor debido a las constantes réplicas, por lo que han tenido que dormir en las calles.

"Desde los albergues no se ven las casas, nos queda poco, pero vamos a cuidarlo, pero ya no queremos dormir adentro porque en los mejores casos resisten, pero ya vimos que con la naturaleza nadie puede y el suelo no deja de moverse", indicó Rosa Nolasco, de Juchitán.

Expertos en movimientos telúricos refirieron que esta cantidad de réplicas es un número alto, lo cual obedece a que el temblor registrado a inicios de septiembre fue el más intenso que ha ocurrido en el último siglo.

"Fue un sismo muy grande, hacía ya alrededor de 100 años o un poco menos que no había un sismo de ese tamaño, los sismos con magnitudes grandes normalmente producen bastantes réplicas", refirió el geólogo de la UNAM Miguel Ángel Santoyo.

"Estas cerca de 5 mil 500 réplicas no es un número excepcional, es normal tener esa cantidad de réplicas", dijo.

El especialista indicó que los temblores considerados como mayores suelen tener réplicas menores de 5.0, pero advirtió que debido al comportamiento impredecible de este tipo de fenómenos la intensidad puede variar y, en ocasiones, ser alta.

Señaló que tampoco hay un lapso definido para que culminen los sismos en una zona, y que éstos pueden durar de semanas a meses, incluso hasta un año.

"Si quedó algún remanente de energía sísmica sin liberar o sin relajar durante el sismo de 8.2, pues ese remanente se va a expresar en forma de réplica", agregó.

El sismo del 19 de septiembre de 7.1, cuyo epicentro se localizó entre Puebla y Morelos, ha registrado 39 réplicas hasta el 3 de octubre, de acuerdo con el SSN.

Al respecto, el geólogo apuntó que la diferencia radica en la intensidad.

"Ya hemos hecho el cálculo y es del orden de 40 veces más pequeño, el sismo de Morelos-Puebla que el Istmo de Tehuantepec. A pesar de que causó más daños, es más pequeño", explicó.

El doctor Darío Rivera, especialista en Ingeniería Sísmica de la UNAM, coincidió en que este tipo de comportamientos se deben al acomodo de las placas tectónicas.

"Ese reacomodo da lugar a nuevos movimientos, pero de menor intensidad. Los sismos tienen diferente tipo de fracturamiento, en consecuencia el reacomodo de esta placa es diferente. Va liberando la energía y la buena noticia es que se va asentando la Placa de Cocos", señaló.

"Esto lleva desde un par de semana, hasta meses, el patrón de reacomodo se da normalmente en dos meses, pero no tenemos forma de ver a decenas de kilómetros de la placa, nos basamos en observamos en observaciones y experiencias anteriores, pero no se puede dar un número es muy variado, pero el hecho es que sí, seguirá temblando".