Daminficados en Oaxaca reprochan olvido a un mes del sismo

AGENCIA REFORMAAGENCIA REFORMA

Habitantes de al menos 10 municipios atraviesan por el olvido, la urgencia para la demolición de viviendas y la reconstrucción de nuevos hogares, y la deficiente entrega de apoyos.

A un mes del sismo magnitud 8.2 que sacudió a la región Istmo, los habitantes de al menos 10 municipios atraviesan por el olvido, la urgencia para la demolición de viviendas y la reconstrucción de nuevos hogares, y la deficiente entrega de apoyos y donativos.

A eso se suma el miedo por las más de 6 mil réplicas que han aflojado aún más a las estructuras que quedan de pie.

Más de 50 mil habitantes duermen en la calle en municipios como Juchitán, Unión Hidalgo, Tehuantepec, Santa María Xadani, San Blas Atempa e Ixtaltepec debido a que sus casas, o están desvencijadas o de plano en ruinas.

Datos municipales establecen que sólo en Juchitán unas 15 mil personas pernoctan a cielo abierto ante la falta de respuesta de las autoridades federales y del Estado para acelerar los trabajos de demolición.

El tema ya molestó a Ediles de siete municipios, quienes enviaron una carta al Presidente Enrique Peña para reclamarle que en la región existe descoordinación, desinformación y una entrega de víveres desordenada.

"Es evidente la deficiente coordinación de las instancias federales y estatales con las autoridades municipales. Prevalece la desinformación, los programas federales y estatales se aplican sin la debida inclusión y la participación de las autoridades locales", reprocharon en la misiva fechada el 2 de octubre.

En el documento, del cual REFORMA posee copia, acusaron que fue levantado un censo de viviendas afectadas, en la mayoría de los casos sin la participación municipal.

"En el caso de Juchitán, sin explicación alguna los responsables de la Federación y el Estado dejaron fuera a los brigadistas del Ayuntamiento cuando apenas se llevaba la mitad de las viviendas censadas. Estas conductas generan dudas, ante la falta de explicación", anotaron los Alcaldes de Juchitán, Tehuantepec, Santa María Xadani, San Blas Atempa, Santiago Niltepec y Santa María Mixtequilla.

"De las miles de viviendas a derribar sólo se llevan algunas decenas".

Los otros municipios afectados, y que sus habitantes reclaman un rezago en censos y apoyos, son Unión Hidalgo, San Mateo del Mar, Ixtaltepec, Santiago Lachiguiri y Tenango.

El 2 de octubre, el Gobierno federal anunció que los damnificados de Chiapas y Oaxaca que perdieron su vivienda por el sismo del 7 de septiembre recibirán un apoyo de 120 mil pesos para reconstruirla.

Mientras que quienes sufrieron daños parciales en sus casas sólo accederán a 15 mil pesos para repararla y en casos excepcionales la cifra podría incrementarse.

El Presidente Enrique Peña Nieto hizo entrega en Ixtaltepec de tarjetas bancarias para depositar el apoyo, que por ambas entidades sumará 7 mil millones de pesos.

"¿Cómo se atreven dar tarjetas de Fonden a los ciudadanos si en muchos de los municipios no hay un solo cajero operando, y dónde van a construir si no se llega ni al 10 por ciento de las demoliciones de las casas?", dijo a REFORMA Yesenia Nolasco, Edil de Tehuantepec.

"Nosotros como Presidentes Municipales no sabemos nada, si acaso nos mandan la colchoneta, los víveres, las lonitas, yo he recibido más de la sociedad civil y de lo que nosotros hemos comprado como Ayuntamiento, que la ayuda que hemos recibido del Gobierno del Estado y la Federación. Ellos mandan a las Fuerzas Armadas y éstas reparten a donde se les antoja, hay una total descoordinación".