Boleros, en el palco de la historia; testigos del devenir oaxaqueño

JAVIER JARQUINJAVIER JARQUIN

Don Genaro comenzó a bolear los zapatos hace 60 años, cuando tenía 14 de edad

En el primer cuadro del centro histórico de la capital oaxaqueña reposan noche tras noche los asientos y lonas de 95 lustradores y limpiadores de calzado que atienden a miles de oaxaqueños diariamente; personas que laboran más de ocho horas para conseguir en los "buenos días", hasta 240 pesos diarios.

La chamba diaria en el zócalo capitalino, para muchos es una rutina laboral desde hace 10, 15 o más de 30 años boleando y platicando con los clientes, en uno de los lugares más emblemáticos de Oaxaca de Juárez, donde megamarchas culminan, mítines encuentran su sede y plantones su hábitat.

Las protestas eran mínimas

Desde 1984, don Elías ofrece este noble trabajo. FOTO: Javier Jarquín

"Cuando yo llegué a Oaxaca eso no existía, había más trabajo en el zócalo y las protestas eran mínimas; en el 2006, cuando fue el desalojo, llegué como a las 10 de la mañana a acomodar mi lugar entre fuego, cenizas y olor a gas, mejor me fui", comenta Elías Martínez López, quien desde 1984 tiene su espacio en el jardín de la Alameda de León, frente a la avenida Independencia.

Don Elías es secretario de la organización Miguel Hidalgo, una de las que tiene el permiso municipal para laborar en los alrededores del quiosco, los portales y la Alameda de León.

El lustrador, con más de tres décadas de experiencia, señala que en los portales y el quiosco están 45 boleros de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), 35 de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), mientras que la organización que respalda tiene en la Alameda a 15 integrantes.

El secretario de la organización menciona que hay diez integrantes más que laboran en el Parque Juárez El Llano.

Treinta años de plantones

Desde 1984, don Elías ofrece este noble trabajo. FOTO: Javier Jarquín

"Tiene como 30 años que los maestros comenzaron con sus protestas y plantones; los que salen verdaderamente afectados son los comerciantes y trabajadores, eso es lo que ha echado a perder el trabajo aquì", dice don Elías y agrega que desde el 2006 no se ha compuesto Oaxaca de las protestas.

"Hace 33 años cobrábamos 50 centavos; después de la devaluación del peso poco a poco se fue subiendo el precio, hoy cobramos 20 pesos", precisa.

Martínez López relata que en su juventud emigró de San Juan Elotepec (del distrito de Villa de Sola de Vega) hasta la frontera de Tijuana y Ensenada, Baja California. Tres años estuvo fuera hasta su regreso en el 84; con el dinero que trajo del norte pudo comprarse un "terrenito" en la colonia Experimental, donde todavía vive.

Toda una vida lustrando

Constantino Zurita Cabrera ofrece el servicio cerca del quiosco del zócalo FOTO: Javier Jarquín

Constantino Zurita Cabrera es de la capital y ha laborado más de 14 años en este oficio.

El hombre, que es integrante de la CTM, comenta que además de los 45 boleros que están en el zócalo, hay otros 25 integrantes en otros puntos de la ciudad. Añade que los gastos semanales para comprar las herramientas (brochas, cremas, tintas, jabones o vendas) es aproximadamente entre 100 y 150 pesos.

Uno de los boleadores más longevos del centro histórico es don Genaro Jiménez, un hombre que de sus 74 años, 60 los ha pasado boleando no sólo en Oaxaca, también en México y Veracruz.

"Yo empecé a limpiar los zapatos en Oaxaca desde el año 2000; han pasado décadas desde que empecé a practicar este bonito oficio, cuando era joven me tocó manchar calcetas o no dejar bien brilloso el calzado, pero con la experienica aprendí que no es cuestión de velocidad, sino de realizar con seguridad los movimientos".

Don Genaro, como otros adultos mayores boleadores en el zócalo, concluyó que él continuará desempeñando el trabajo, porque es una oportunidad para conocer a cientos de personas, escuchar opiniones sobre la ciudad, la política y estar informado directamente de la gente acerca de lo que sucede en la sociedad.

Evolución de precios en servicio completo:
50 centavos en 1984
5 pesos en 1990
10 pesos en 2000
20 pesos en 2017