Fenómenos naturales desploman turismo en Puerto Escondido, Huatulco y Oaxaca

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

Los efectos de las lluvias en las carreteras y el sismo que sacudió Oaxaca la noche del 7 de septiembre, desplomaron la actividad turística en el estado. Para este puente largo se calcula un máximo de 20 por ciento de ocupación en Puerto Escondido, Huatulco y Oaxaca de Juárez.

Sin embargo, la zona de mayor devastación por el terremoto registra una sobre demanda de cuartos de hoteles, moteles y posadas. La tragedia que sucumbió al Istmo de Tehuanetpec atrapó la atención de periodistas de medios nacionales e internacionales, así como de funcionarios de gobierno, ejército, marina y policía.

Mientras que en la capital de Oaxaca la ocupación hotelera con trabajos llegó al diez por ciento, en Salina Cruz, Tehuantepec, La Ventosa, y algunos otros municipios cercanos a Juchitán, tienen reservaciones durante todo septiembre y octubre.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Oaxaca (AMHMO), Marco Antonio Díaz Hernández, señaló que la expectativa para estas fechas era de al menos el 40 por ciento sin embargo consideró que en el mejor de los casos llegarán a un 20 por ciento.

“Hay muy baja ocupación. Lo ocasionado con las lluvias nos afectó en las vialidades y sumado al sismo del jueves pasado, bajó mucho más”, expuso.

Lo anterior – dijo – a pesar de que les afecta tanto a trabajadores del hotel como al sector restaurantero, de transportistas y guías de turistas, debe de mover a la solidaridad con la población afectada del Istmo de Tehuantepec. “Ahorita estamos enfocados a prestar ayuda”, señaló.

Walter Guillermo Ríos, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles en Puerto Escondido señaló que la ocupación está al 10 por ciento debido a la cancelación de reservaciones para este mes derivado de la alerta de tsunami emitida tras el sismo del pasado 7 de septiembre.

“Por lo del sismo no sufrimos daños de consideración, toda la infraestructura hotelera esta al cien por ciento al igual que los restaurantes. Ahí no tuvimos ningún daño. El destino esta operativo al cien por ciento. Lo que sí es que la ocupación ha caído bastante, estamos manejando un 10 por ciento, estamos bastante mal pero es a raíz de los que generó el sismo y las alertas de tsunami que alarmaron a los visitantes”, expuso.

En promedio – precisó – de cada hotel sólo cinco habitaciones están ocupadas. Confió en que la actividad turística se recuperará a finales de octubre con motivo de las festividades de todos santos y llegado diciembre por vacaciones de navidad.

En el caso de Huatulco, la ocupación también se desplomó por el temor de los visitantes al paso de los huracanes y la alerta del tsunami emitida el día del sismo.