Piden descriminalizar trato a las trabajadoras sexuales

La prevalencia del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), entre las trabajadoras sexuales es de las más bajas, señaló la infectóloga y directora general del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH-Sida, Patricia Uribe Zúñiga.

En este sentido, dijo que lo recomendado a nivel internacional no es realizarles pruebas para detectar esta enfermedad cada 15 días “porque es la forma menos efectiva de hacerlo”, sin embargo las instituciones de salud en México y los gobiernos lo realizan para justificar el gasto de recursos.

“Está documentado que no es recomendable ni por el programa mundial, pero lo siguen haciendo en distintos municipios”.

Como tampoco tiene ningún sentido realizar las pruebas de detección a una sola de las partes, porque las tarjetas de control sanitario son claras para ciertas enfermedades, como la tuberculosis, pero de esa enfermedad no hacen pruebas.

“Obligar a las trabajadoras a estas pruebas son medidas que no están recomendadas”, lo que sí se recomienda es que haya condones constantemente, que se tome en cuenta el periodo de ventana para el VIH.

“Estamos gastando el dinero de forma innecesaria, cuando lo que debemos hacer es empoderar a las mujeres y descriminalizar el trabajo sexual porque esto condiciona el acceso a mejores servicios de salud”.

La especialista pidió que haya un tratamiento integral a los exámenes de salud para las trabajadoras sexuales “sí hay un uso del condón no sería necesario, pero es importante que si vamos a realizar exámenes, entonces también veamos cómo está el cliente”.

Pero en varias entidades del país se promueven estos estudios con una periodicidad mayor que la recomendada sólo para justificar más recursos económicos al sector salud, aseguró.