Quiechapa: impunidad y olvido en Oaxaca

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

El sepulcro de una de las mujeres asesinadas.

A casi tres meses de la masacre de cinco mujeres indígenas, incluidas dos menores de edad, de San Pedro Mártir Quiechapa, "vemos muy lejos todavía la llegada de la justicia", aseguró el presidente  municipal Luis Juárez Perez.

Ni becas para los huérfanos ni ayuda médica para las viudas, ni apoyo en alimentos, y menos reembolso de los recursos que gastaron los deudos para inhumar a sus seres queridos, han llegado, aseguró el edil.

Aunque todos los testigos ya aportaron sus declaraciones en las carpetas de investigación, "no sabemos qué tan cerca estamos de que se nos haga justicia", dijo en breve entrevista con NOTICIAS.

Planteó la urgencia de apoyar a Socorro Juárez Reyes, viuda de Natanael Barriga Osorio, uno de los cinco campesinos acribillados por hombres armados de Santiago Lachivía, agencia municipal de San Carlos Yautepec.

"La mujer está embarazada y quedó abandonada con una hija de 13 años y otro de nueve. Como es obvio, necesita asistencia médica por su embarazo, alimentos y apoyo en becas para que sus hijos no abandones sus estudios".

El edil explicó que en las mismas circunstancias se encuentra Cristina Aguilar Canseco, madre de de Alexander Montes Aguilar, un jovencito que estudiaba en la Telesecundaria de San Pedro Mártir Quiechapa.

Recordó que las cinco víctimas fueron acribilladas a las 10:30 horas del pasado 22 de abril. En esa agresión armada resultaron heridos ocho personas más y otros que salvaron la vida al huir. Como era obvio nadie de mis paisanos iba armado. De lo contrario habrían resultados heridos o muertos algunos de los armados de Lachivía.

Vamos a ser prudentes un poco más, y si no vemos ningún avance, tendremos que irnos a manifestar a la ciudad de Oaxaca para que estos hechos violentos no queden impunes, advirtió.

Dejó en claro que San Pedro Mártir Quiechapa, es una comunidad muy pequeña pero pacífica. Nadie esta en la ruta de la venganza, sólo exigimos que se nos haga justicia y que no vuelvan a agredirnos. Queremos trabajar y vivir en paz, reforzó.