Prioriza EU seguridad en el sur de México

Preocupan drogas en la frontera
Agence France-PresseAgence France-Presse

El secretario de Seguridad Interna de los Estados Unidos, John Kelly.

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de seguridad interna de los Estados Unidos, John Kelly, dijo que la seguridad fronteriza de su país empieza en la frontera sur de México.

"Para los Estados Unidos, la seguridad fronteriza empieza mil 500 millas al sur", dijo durante el inicio del segundo día de actividades de la Conferencia para la Prosperidad y la Seguridad de Centroamérica, en Miami.

El funcionario resaltó que este evento es producto de la visita que realizó a México junto con el secretario de Estado, Rex Tillerson, en febrero pasado.
 

Zona de interés

Advirtió que tanto el Gobierno de México como el de Estados Unidos están muy interesados en la seguridad en Centroamérica, específicamente en materia de seguridad fronteriza, drogas, combate a la migración ilegal, asuntos ambientales y lucha contra organizaciones criminales transnacionales.

Afirmó que la prosperidad y la seguridad van de la mano, pues no se puede tener una sin la otra.
La misión de Estados Unidos, sostuvo, está directamente afectada por lo que ocurra en América Latina y en Centroamérica.

Sin embargo, Kelly reconoció que los problemas de los países centroamericanos tienen que ver con la demanda de drogas en su país y mencionó que esto provoca la violencia devastadora en el sur, que implica bajas militares en México, así como de periodistas.

Como consecuencia de esta violencia, planteó, las familias centroamericanas mandan a sus hijos al norte, expuestos a todo tipo de peligros durante la travesía, especialmente de grupos criminales.
 

Romper inercias

En tanto, el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que la región enfrenta retos complejos e hizo un llamado a actuar con urgencia para hacer frente a inercias que han prevalecido en el pasado.

"Tenemos que ver más allá de las coyunturas. Tenemos que pensar en términos estructurales y con altura de miras y sobre todo a las aspiraciones y objetivos que todos y todas compartimos por encima de diferencias y por encima de distancias", mencionó.

"Como gobiernos estamos llamados a tomar decisiones de fondo que permitan remontar inercias históricas y derribar limitantes para abrir mayores caminos al progreso".
Osorio consideró que los países deben trabajar de manera conjunta, y desde una perspectiva regional, y habló de que las fronteras pasen a ser más que líneas divisorias, puntos de unión y de intercambio.