Piden ayuda policial para desazolvar presa Rompepicos en Oaxaca

CARLOS ROMAN VELASCOCARLOS ROMAN VELASCO

El principal impedimento, el presunto dueño.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) solicitó al juez de distrito el acompañamiento de seguridad pública para ingresar a la presa Rompepicos e iniciar los trabajos de desazolve.

El director del Organismo Cuenca Pacífico, César Alfonso Lagarda Lagarda adelantó que iniciará un proceso legal en contra Julio César Espinosa Adame, quien se asume como presunto dueño del predio, por el gasto ocasionado por el retiro de los más de 200 volteos de escombro y cascajo depositado en el lugar.

“Nosotros somos los que deberíamos pedir una indemnización por la afectación que nos están haciendo, nos afectaron la presa. Ahora tenemos que entrarle. Alguien en un litigio tendría que indemnizarnos. Espero que al final la razón jurídica la tenga Conagua y los vecinos, y quien se dice propietario que pague todos los costos que se han estado haciendo. Lo vamos a reclamar”, sostuvo.

Por lo pronto, este jueves la Conagua giró un oficio al juez de distrito para su conocimiento y que éste a su vez haga lo correspondiente para que exista protección por si hay alguien quien quiera impedir el ingreso.

De acuerdo a lo programado, este jueves iniciarían los trabajos con equipo de la Conagua con el compromiso del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez y del Gobierno del Estado de incorporar equipo para mitigar riesgos en el menor tiempo posible.

Lagarda Lagarda sostuvo que de su lado como dependencia federal consiguieron Diesel, maquinaria y hombres, pero hace falta mucho más debido a que durante los años que han trascurrido en litigio, se ha acumulado grandes cantidades de tierra sumadas a las depositadas de manera deliberada por Espinoza Adame.

Toneladas de escombros representan una amenaza para la colonia La Cascada y zonas aledañas. FOTO: Carlos Román Velasco

El funcionario admitió que, de no liberarse la presa, el riesgo de desbordamiento del río es mayor y consecuentemente más afectaciones a viviendas que -dijo- invadieron el río.

“Con una lluvia extraordinaria, atípica, fuera de lo normal, el río pudiera invadir calles y propiedades que están dentro del cauce. Los afectados son los que están en zona federal. No hay nadie que no tengan nada que ver con la zona; es alguien que invadió y se ubicó dentro del cauce”, expuso.

Advirtió que el hecho de llevar a cabo las acciones de desazolve no garantiza que no habrá riesgo en la zona conurbada al río San Felipe, ya que señaló que éste ha quedado invadido, obstruido y adelgazado por la construcción de viviendas sobre zona federal.