Proyecto Río San Felipe, obra fantasma en Oaxaca

En diciembre de 2013 Netzahualcóyotl Salvatierra (Sinfra), Rubén Ríos Ángeles (CEA), Jorge Montoya Suárez (Conagua) dieron el banderazo de inicio del Proyecto Integral de Rescate y Regeneración del Río San Felipe, una obra fantasma

El Proyecto Integral de Rescate y Regeneración del Río San Felipe, anunciado en 2013 por la Secretaría de las Infraestructuras (Sinfra) entonces al frente de Netzahualcóyotl Salvatierra, la Comisión Estatal del Agua (CEA) con Rubén Ríos Ángeles y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) con Jorge Montoya Suárez, fue una obra fantasma a la que se asignaron 45 millones de pesos.

El recurso aplicado fue de al menos 4 millones de pesos únicamente para desazolvar la presa Rompepicos. Del resto del presupuesto nada se sabe.

El proyecto encabezado por el entonces titular de Sinfra, Netzahualcóyotl Salvatierra López, a quien le fue abierto el expediente 696/QD/2014 en la Secretaría de la Controloría, por presuntas irregularidades en asignación de obras y gasto de recursos públicos durante los años de su gestión, establecía el desarrollo de los estudios y proyectos ejecutivos hidráulicos de las diferentes obras, así como su construcción desde la presa Rompepicos hacia aguas abajo.

La finalidad era reducir los riesgos de desbordamiento e iniciar el rescate del río San Felipe.

El documento entregado a los integrantes del Comité de Vecinos de la Zona Conurbada del Ríos San Felipe, establecía que las obras a realizarse eran la limpieza del cauce del río, rectificaciones de tramos estrechos del río, sobreelevación o protección de bordos, revestimiento de concreto armado o muro de contención con uso de mampostería.

Así como colectores sanitarios marginales, construcción de confinamiento del cauce del río San Felipe en sección rectangular creada o abierta con concreto armado

A través de un comunicado del gobierno del estado, publicado el 4 de diciembre de 2013, Sinfra a través de Netzahualcóyotl Sanvatierra anunció el proyecto y meses más tarde realizaron el banderazo de arranque.

Sin embargo, en un escrito dirigido al gobierno del estado con fecha 19 de junio de 2014, y recibido en Sinfra el 20 de junio de ese mismo año, los integrantes del comité de vecinos dejaron constancia de que hasta esa fecha los trabajos eran inexistentes.

La primera etapa de la obra tuvo que haberse terminado el 30 de junio de 2014. El todavía titular de Sinfra, Netzahualcóyotl Salvatierra, no dio contestación al escrito. En diciembre de 2014, Netzahualcóyotl Salvatierra renunció a SINFRA.

Daños ocasionados por las lluvias en 2010 sobre López Alavés. Además de daños materiales el saldo fue de un muerto. FOTO: Carlos Román Velasco

Elsa Vargas López, integrante del Comité de Vecinos de la Zona Conurbada del Río San Felipe, indicó que aún cuando han solicitado información a la Conagua, CEA y Sinfra sobre el destino de los recursos, sólo han encontrado silencio.

“Fue un proyecto fantasma, no hubo trabajos”, afirmó. La gravedad de la obra fantasma va más allá de la desaparición del recurso, ya que las acciones no ejecutadas, sumadas a los problemas que actualmente enfrenta la presa Rompepicos por el azolve, es el riesgo en el que continúan 65 mil familias ante la fuerza del río.

Conagua no sabe, Sinfra busca información

El actual director general del Organismo Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), César Alfonso Lagarda Lagarda, señaló que ante la dependencia federal el proyecto no existe como tal ya que nunca se hizo el procedimiento para desincorporar la vía federal.

Es decir, explicó, Sinfra como promotor del proyecto nunca fue depositario o custodio de la zona para poder realizar trabajos.

-¿El proyecto podía echarse a andar sin esa transferencia?

- No.

Por su parte, la Secretaría de las Infraestructuras a cargo de Fabián Herrera, ofreció buscar información al respecto pero hasta la tarde del 20 de abril no había emitido respuesta.