Convoca AMLO a cuarta revolución política en Oaxaca

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

El zócalo de la verde Antequera, a tope, escuchó el discurso del líder del Movimiento de Regeneración Nacional.

Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dejó en claro ayer las diferencias en materia de política económica que mantiene con los partidos que se han repartido el poder en México.

En el mitin realizado en la ciudad de Oaxaca para firmar el acuerdo de unidad con políticos de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Acción Nacional (PAN), rumbo a las elecciones presidenciales del 2018, afirmó que el neoliberalismo no se trata más que de saqueo y “pillaje” por una “mafia en el poder” que afecta a todas las clases sociales.

Los que firmaron  con López Obrador en la Alameda de León el acuerdo político de unidad en Oaxaca:

-Ericel Gómez Nucamendi (Noticias)

- Jesús Romero López (PT)

- Héctor Pineda (Hijo de Victor Yodo)

- Alejandro Aparicio (PRD)

- Miguel Tejero Villacaña (Cepco)

- Rey Morales Sánchez (PRD)

- Adelfo Regino Montes

- Víctor Cruz Vásquez (Presidente Municipal de Pochutla PT)

- Rufino Merino Zaragoza (MULT)

- Karina Barón Ortiz (Diputada PRD)

- Elsa Pérez Zepeda (Presidenta Municipal  de Eloxochitlán)

- Albino Pérez Juárez (Sección 22)

- Luis Alfonso Silva (ex candidato PAN)

- Gustavo Manzano Sosa (Sección 22)

- Austreberta Ramírez López (Presidenta Municipal de Zacatepec, Mixe)

- Eduardo Martínez Hermes (Ex rector UABJO)

- Silvia Martell (Promotora Cultural)

- Luis Enrique Ortega (ex diputado PAN)

- Antonino Morales Toledo (ex diputado PAN)

- Baltazar Gonzalo López ( Presidente de Silvicultores Comunitarios)

Abundó que PRI y PAN han aplicado, desde el sexenio del ex presidente de la república, Carlos Salinas de Gortari, estrategias y reformas para la liberación del mercado y el Estado está cada vez más ausente en la participación y regulación de la economía.

“Dejar hacer, dejar pasar”, la máxima del liberalismo económico desde 1776, es la política económica actual. "Eso ha llevado a los partidos en el poder al desmantelamiento de empresas paraestatales como la telefónica, el ferrocarril, generación de energía eléctrica y, recientemente, el petróleo", señaló el ex candidato presidencial.

Las declaraciones del presidente nacional de Morena, y por tercera ocasión aspirante a la presidencia de México, coincidieron en el marco del 79 aniversario de la expropiación petrolera decretada un 18 de marzo de 1938 por el entonces presidente, Lázaro Cárdenas del Río.

IP al control

Puntualizó que las reformas estructurales del PRI y PAN, en cambio, "implicaron una vuelta del control de los hidrocarburos a la iniciativa privada como parte del nuevo liberalismo".

Ante miles de militantes aglutinados en la Alameda de León de la capital del estado, aseguró que el incremento en los combustibles fue para beneficiar a “la mafia en el poder” que tiene negocios en la compra de gasolina en el extranjero.

“Por eso no se construyeron más refinerías. Las que existen operan al 40 por ciento de su capacidad, porque de manera deliberada quieren que se conviertan en fierro viejo y porque la intención es que la gasolina se compre en el extranjero, pues es un negocio de 20 mil millones de dólares al año.

“La última refinería que construyeron fue hace 40 años y ahora, con la mal llamada reforma energética, ni Pemex comprará la gasolina. Peña Nieto ya entregó permisos a tres empresas extranjeras quienes van a adquiri y distribuirla en México”.

Recuperar el control energético

La propuesta del líder político más atrayente de masas en la historia reciente del país, en cambio, plantea la recuperación del control sobre los recursos naturales de México, entre ellos el petróleo, y mejorar la planta productiva para la refinación de sus derivados, como la gasolina y el diésel. En caso de ganar el movimiento que encabeza, prometió construir dos nuevas refinerías para procesar todas las materias primas en el país y revisar cada una de las reformas estructurales aprobadas en sexenios panistas y priistas.

“Esos traidorzuelos han vuelto entregar el petróleo al extranjero”, apuntó.

La cuarta transformación

El presidente de NOTICIAS, Ericel Gómez Nucamendi, firma el acuerdo nacional con representantes de partidos, sociedad civil y organizaciones sociales. FOTO: Mario Jiménez Leyva

López Obrador entonces hizo un llamado a la cuarta transformación del país, la cual se realizará de manera pacífica: la primera, la Independencia de México; la segunda, La Reforma y la tercera, la Revolución Mexicana.

La firma del acuerdo político tiene la intención de sumar a los mayores grupos políticos, sectores sociales, organizaciones civiles y “libre pensadores” para garantizar el triunfo en el 2018 de la presidencia de la república.

Por ello, realizó constantes llamados a la unidad a lo largo de su discurso. “Con los de abajo no tenemos ningún problema. El problema es con los de arriba, con la mafia en el poder, que nos están aplastando a todos, sin distinción de partido. Tenemos que unirnos para derrotar a esa mafia corrupta”, dijo.

Corrupción, problema nacional

El dirigente de Morena aseguró, además, que la corrupción en el Gobierno afecta al menos al 10 por ciento del presupuesto nacional; es decir, cuesta alrededor de 500 mil millones de pesos anuales. Dinero que, repartido entre las 26 millones de familias mexicanas, alcanzaría para entregar 13 mil pesos mensuales a cada una de ellas", explicó.

“Todo depende de acabar con la corrupción, este es el principal problema. No debemos pensar que la corrupción está en la idiosincrasia de nuestro pueblo, es mentira que esté en los genes de los mexicanos”.

Acompañado de la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, manifestó que debe tenerse confianza en la “reserva” de los buenos valores del pueblo para transformar el país.

“Si el presidente es honesto, el resto de los presidentes municipales, gobernadores, funcionarios, deben ser honestos”, aseguró.

Las promesas

Andrés Manuel López Obrador muestra el pacto. FOTO: Mario Jiménez Leyva

El candidato presidencial López Obrador sostuvo que con su movimiento se garantiza el derecho al trabajo, a la salud, la atención a los adultos mayores con aportaciones sociales al doble de lo que reciben actualmente.

Se comprometió además a la defensa de los connacionales que sufren persecución en los Estados Unidos, a construir “cortinas” (oportunidades de trabajo) para que los mexicanos no tengan que emigrar.

Ofreció la construcción de un tren rápido de 300 kilómetros por hora en Cancún; sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables, un tren de carga desde Salina Cruz hasta Coatzacoalcos; está determinado a vender la flotilla de aviones y helicópteros del Gobierno de la República y a desaparecer el Estado Mayor Presidencial.

“El desarrollo del país será de sur a norte, porque hay un desequilibrio. Se ha desarrollado más el norte, a pesar de que en el sur está la mayor riqueza del país”.

El líder de Morena agregó que continuará su gira por los Estados Unidos e informó que se interpuso una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra la construcción del muro fronterizo anunciado por Donald Trump y la persecución contra los mexicanos radicados en ese país.

Evita responder a prococaciones

Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que no responderá a los ataques realizados por adversarios políticos ni que caerá en la provocación; en particular, se refirió a los comentarios realizados por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sobre la polémica participación de las fuerzas armadas en el combate a la delincuencia organizada.

Se continuará, puntualizó, "en la organización de Morena que, en el caso de Oaxaca tiene un avance del 95 por ciento en la conformación de los comités del partido en cada una de las secciones electorales, como forma de contrarrestar la compra de votos y con el lucro de la miseria del pueblo que realizan los partidos políticos", subrayó.

“Esto tiene muy nerviosos a nuestros adversarios, que no quieren dejar de robar. No vamos a caer en ninguna provocación, es lo mismo que le digo a Osorio Chong”.