Una semana de impunes bloqueos

Sufren oaxaqueños día tras día
JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

El jueves, alumnos normalistas secuestraron más de 10 autobuses, en los que se trasladaron a Plaza del Valle y Plaza Oaxaca.

JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

La imagen se repitió prácticamente toda la semana. Calles cerradas, tráfico colapsado e irritación ciudadana.

Bastaron unos cuantos alumnos en cada cruce vial. Unos autobuses, señalamientos viales o hasta unas bolsas de basura, para desquiciar la ciudad.

Lo que parecía ser un viernes de contraste con los días anteriores, derivó en otra jornada de caos. Para cerrar la semana de agresiones a la sociedad, estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO bloquearon calles del Centro Histórico; zimatecos que se oponen a una planta recicladora protestaron de manera pacífica en el zócalo. Al ayuntamiento llegó enésima manifestación.
Y en la Ciudad Administrativa, por segundo día consecutivo militantes de la Corriente Democrática de Pueblos encabezados por Roberto López Rosado cerraron los accesos, en demanda de recursos y permisos para mototaxis.

Impunidad cotidiana

En su cuarto día de movilizaciones en la semana, alrededor de las 10 de la mañana unos 200 estudiantes se diseminaron por calles del Centro Histórico para cerrar los cruces viales de las avenidas Morelos, Independencia e Hidalgo, con Juárez-Melchor Ocampo, Reforma-Fiallo, 5 de Mayo-Armenta y López, Alcalá-Valdivieso, García Vigil y Tinoco y Palacios-J. P. García.

En algunos casos únicamente colgaron una lona y se fueron a cubrir otros cruces; en otros se apoderaron de señalamientos viales; unos más usaron bolsas de basura; en otros una decena cubrió una esquina.

 

La imagen se repitió prácticamente toda la semana. Calles cerradas, tráfico colapsado e irritación ciudadana. FOTO: Javier Jarquín Jacinto

 

La mirada de sorpresa de los turistas contrastó con los gestos irritados de habitantes, comerciantes y padres de familia, que fueron obligados a dejar sus vehículos varias cuadras afuera del centro, al ir a recoger a sus hijos a las escuelas.
Después de las 14:00 horas comenzaron a liberar las vialidades; no obstante, el catedrático Pedro Sosa Gutiérrez cumplió un cuarto día de huelga de hambre, por la misma causa.
 

Manifestaciones pacíficas

El cuadro lo complementó un grupo de inconformes de la agencia de Santa Rosa Panzacola, que permaneció por varias horas en el zócalo y en demanda de audiencia con autoridades estatales a fin de resolver la problemática por las elecciones en dicha localidad.

A un costado, artistas e integrantes del Consejo Ciudadano Zimateco se manifestaron también de manera pacífica para exigir al Gobierno del Estado que no avale el proyecto del ayuntamiento de Zimatlán de Álvarez, de instalación de una planta recicladora de basura.

De acuerdo con uno de los representantes, José Alfredo Jiménez, no hay consenso de la comunidad en dicha propuesta debido a que traerá una serie de perjuicios, entre ellos una mayor contaminación del aire y del subsuelo.
Además, arribarían a la zona los pepenadores que se concentran el tiradero de la Villa de Zaachila, lo que generaría asentamientos irregulares y desorden.
Mientras tanto, por segundo día, Roberto López Rosado continuó su protesta con su organización, en la Ciudad Administrativa, donde bloquearon los accesos, para exigir la autorización de recursos públicos para las comunidades y