Fracasa consulta sobre tiradero en Zimatlán

La consulta efectuada en la explanada de Zimatlán terminó sin definiciones, tras diversas posturas.

Pese al diálogo en la Secretaría General de Gobierno la semana pasada, habitantes y autoridades de Zimatlán de Álvarez efectuaron la tarde del domingo una consulta acerca de la empresa recicladora de basura que se pretende instalar en ese municipio.

Sin embargo, los posibles afectados, pobladores de La Ciénega, amagaron con efectuar acciones más radicales en caso de que se instale dicha compañía, pues consideran que perjudicará sus terrenos agrícolas.

Iniciada durante la tarde y concluida por la noche, la consulta efectuada en la explanada de Zimatlán terminó sin definiciones, tras diversas posturas.

El Cabildo municipal defendió el proyecto y expuso que la recicladora de desechos sólidos recibirá mil 700 toneladas de basura diariamente de 40 municipios, pero ocultó informar que de Zimatlán únicamente se generan ocho toneladas.

El pasado martes, nueve de 10 concejales aprobaron dicho proyecto para que esa empresa se instale en la cabecera municipal durante 25 años. La única oposición fue de la regidora por el Partido Morena, Judith Tuxday.

De acuerdo con las versiones vertidas el domingo en la asamblea, la empresa intentó instalarse en Santa María El Tule, pero los pobladores no lo permitieron, debido a la opacidad de los empresarios y la falta de Manifiesto de Impacto Ambiental.

Presuntamente el negocio lo promueve el presidente municipal César Barroso, quien no logró imponer el voto a favor, pese a que se “acarreó” con trabajadores del ayuntamiento e incluso tenía preparadas boletas de votación positiva.

Una parte de los opositores de Zimatlán demandaron que se efectuara una visita a una planta de la empresa, ubicada en Cuitláhuac, Veracruz; pero hubo rechazo por parte de los empresarios, que argumentaron razones de seguridad.

Por su parte, autoridades y moradores de La Ciénega, reiteraron que mantendrán su oposición a fin de evitar contaminación de sus tierras, pero también debido a que prevén que el proyecto sea un traslado disfrazado del tiradero ubicado en jurisdicción de la Villa de Zaachila.

De última hora se informó que la compañía interesada en instalar la planta reclicadora, adquiriría terrenos también en Zimatlán, pero en la colindancia con Santa Inés del Monte.