Desesperanza en campesinos del Istmo por sequía

La cosecha de papayas en jurisdicción de Mixtequilla, requiere agua.

SANTA MARÍA MIXTEQUILLA, Oaxaca.- Al menos cinco localidades se verán afectadas tras el cierre del canal de Mixtequilla, una vez que ha sido suspendido el suministro del líquido de la presa Presidente Juárez ubicada en Jalapa del Marqués, tres meses antes de lo establecido históricamente.

Los sectores agrícola y ganadero de la propia Santa María Mixtequilla, así como las localidades de San Luis Rey, Santa Teresa de Jesús, Kilómetro 10 y El Jordán enfrentarán las consecuencias por la falta de lluvia y el severo estiaje que durante los últimos tres años se ha acentuado en la región istmeña.

Al respecto, Erick Maldonado, un joven campesino señaló que el panorama que se empezará a reflejar a partir de ahora es lamentable, pues con la escasez de agua ya no habrá mucho trabajo. El riego los subsanarán a través de pozos, pero las cosechas de la próxima temporada están en riesgo, puesto que la sequía es prácticamente total.

“Claro que va afectar la falta de agua en el canal y en la presa. Prácticamente la mayoría de los que nos dedicamos al campo tendremos que recurrir a otras opciones como lo son los pozos para poder regar”, añadió el joven.

Maldonado indicó que el problema de la sequía no es nuevo en esta pequeña demarcación; sin embargo, no recuerda haber enfrentado una problemática con las características de la que enfrentan en la actualidad. “Éste será un ciclo difícil, por aquí no se llueve tanto como en otros lugares, pero teníamos suficiente agua para los animales y las cosechas”.

Ahora, exclamó el campesino, “creo que nos tocará una de las más difíciles (temporadas), ya que no ha llovido mucho”.

Por su parte, Fernando, otro hombre dedicado al campo y que posee algunas cabezas de ganado, coincidió en que son tiempos difíciles para este sector.

Sin dudarlo, declaró que la falta de agua provocará desenlaces lamentables.

El individuo señaló que lo que ocurre actualmente apenas es el inicio de una situación sumamente complicada. El canal de Mixtequilla, explicó, le abastecía agua para el ganado y para el riego de sus cosechas de maíz, papaya y ajonjolí, ahora habrá que recurrir a pozos.

“Esta situación es difícil, pero lo vamos a sacar adelante. No hay que pensar que está perdido. Algunos de mis compañeros se sienten desesperados y tristes, pero les dije que pensemos en cómo sacar adelante la cosecha y buscar opciones. Todo tiene solución menos la muerte”, confió.