Oaxaca, primer lugar en afectaciones por incendios forestales

La falta de lluvias combinada con el mal manejo del fuego han devastado 2 mil 500 hectáreas en Oaxaca

Las afectaciones ocasionadas por los incendios forestales ubican a la entidad en el primer lugar por hectáreas siniestradas.

La situación continúa complicada debido a que prevalece un ambiente caluroso y seco, alertó el titular de la Comisión Estatal Forestal (Coesfo), Porfirio Chagoya Villanueva.

Hasta la tarde de este miércoles se mantenían activos dos incendios forestales ubicados en San Miguel Chimalapa, en el paraje el Palma, y en San Bartolomé Yucuañe, ubicado en la zona de la mixteca. Ambas conflagraciones ya se encuentran controladas.

Ayer, la Coesfo contabilizaba 23 incendios forestales y 2 mil 500 hectáreas afectadas. Chagoya Villanueva señaló que dichas cifras ubican a Oaxaca en el primer lugar tanto por número de incendios como por superficie afectada.

El motivo principal de estos eventos es la mala utilización del fuego por parte de la población quienes aún realizan añejas prácticas como la tumba, roza y quema.

“El combate a incendios se ha complicado un poco, en parte por la escasez, uso inadecuado del fuego, poca humedad en el ambiente y los fuertes vientos".

Dada la crítica situación que atraviesa la entidad, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a través de la Dirección Regional Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur, participará con 200 brigadistas para combatir los incendios forestales en las Áreas Naturales Protegidas Federales en Chiapas, Oaxaca y la costa chica de Guerrero durante la presente temporada.

En el caso de Oaxaca y Guerrero las Secretarías de Medio Ambiente y la Comisión Nacional Forestal, apoyarán con elementos en las brigadas municipales y ejidales con la finalidad de establecer brigadas capacitadas y experimentadas que aumenten la capacidad operativa y logística en el combate de incendios forestales.

Asimismo, como parte de la prevención de incendios, el Gobierno de los tres estados y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) mantendrán sobrevuelos en las diversas regiones para realizar monitoreos con el fin de prevenir y reducirlos significativamente las conflagraciones.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, 2017 será un año crítico en el cual habrá mayor sequía, producto de la transición del fenómeno del Niño a Niña, por lo que se busca reducir las prácticas como la quema y roza en época de estiaje.