Amistad: conveniencia o fortaleza

En este día donde abundan los regalos y las muestras de cariño hacia las amistades o a la pareja, no debemos dejar pasar ciertos detalles que construyen una relación afectiva, que van desde la confianza, comunicación y el esfuerzo para mantener unida una relación.
En su mayoría sabemos cómo se forma un noviazgo y cuáles son los principales elementos que la conforman. Sin embargo, en el caso de las amistades es un poco balanceado, porque existen conexiones por conveniencia económica o material y las de sentimientos positivos.
Muchos jóvenes que en la actualidad están un poco desorientados de lo que quieren en la vida, tratan de juntarse con amigos que todo lo tienen; desde autos, ropa, comida, casa, etc, para verse bien ante los demás, queriendo ser o imitar algo que no son; ya sea por sentir satisfacción, caen en algo que los hunde más en la soledad, porque en vez de tener a un amigo que los motive a seguir adelante con sus sueños o metas, los envuelven con su ego y su falta de responsabilidad.
Para clasificar quienes realmente son tus verdaderos amigos deberían de hacerse estas básicas preguntas: ¿Alguna vez te ayudó a mudarte de casa? ¿Cuándo fue la última vez que estuvo contigo en un problema personal? ¿Te ha ayudado económicamente? ¿Te motiva para realizar un proyecto o te alienta a seguir adelante con tus sueños? ¿Qué tipo de amigos tienes, los de fiesta o los que ven hacia el futuro?
La tecnología se ha vuelto nuestro principal aliado, ya que cada vez lo dejamos entrar a nuestros hogares sin que nos demos cuenta, dejando a un lado los momentos que nos hacían felices en años atrás, principalmente a los amigos con quienes jugamos, cantamos, bailamos y nos desvelamos, sentados en las esquinas o tomando un café.
Ahora te pregunto: ¿Tienes amigos reales o ficticios?