Mezcaleros ofrecen empleo a sus paisanos migrantes

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

El mezcal es un producto que genera empleo y recursos para las comunidades campesinas de Oaxaca.

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

El australiano Phil Bayly es un promotor del mezcal de San Luis del Río en países como Singapur, Australia y Rusia.

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

La asamblea nacional del mezcal permitió dar a conocer la importancia de la certificación de la bebida, para su venta en el mercado nacional e internacional.

MARIO JIMENEZ LEYVAMARIO JIMENEZ LEYVA

En San Luis del Río, la producción de mezcal es la mayor fortaleza económica.

SAN LUIS DEL RÍO, Tlacolula de Matamoros, Oaxaca.- “Nosotros no tenemos ningún problema en que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, regrese a nuestros paisanos, aquí tenemos trabajo para todos; yo puedo contratar a 20 personas sin ningún problema”, afirma el productor de mezcal Pasciano Cruz Nolasco.

En la cancha de la agencia municipal, donde se desarrolla la Segunda Asamblea Nacional del Consejo Regulador del Mezcal, expresa que la capacidad de su palenque es de 25 mil litros de mezcal mensual y todo lo compra el australiano Phil Bayly, que lo comercializa en Singapur, Australia, Hong Kong y Rusia.

Comenta que el dicho del australiano es que “el mundo tiene sed, entonces hay que saciarla y nosotros lo hacemos”.

“Nosotros hemos podido frenar la migración gracias a la producción de mezcal; por eso les decimos a nuestros paisanos que no tengan miedo, aquí hay trabajo y además pueden estar cerca de sus familias, porque nosotros ya alguna vez migramos y sabemos del sufrimiento que se vive en el otro lado”, expresa.

Ganando el mercado

Pascacio Cruz Nolasco aseveró que puede contratar a 20 de sus paisanos repatriados, sin ningún problema. FOTO: Mario Jiménez Leyva

Con una tradición mezcalera que se remonta a sus abuelos, Cruz Nolasco explica que el litro de mezcal lo venden a 80 pesos. “Lo tenemos que dar baratito para que salga, hay que ganar el mercado; si nosotros le aumentamos se cae la venta, entonces preferimos vender más barato, que poco aunque caro”.

-Pero, en otros países, ¿cuánto cuesta el litro?

-No; ahí está como a 80 dólares el litro.

-¿Y por qué?

-Porque hay que pagar un montón de impuestos; además de botella, etiquetas, comercialización, todo.

El mezcalero afirma convencido: “Yo me dedico a hacer mezcal, punto. Así estamos bien, tenemos alguna ganancia, puede ser poca pero nos conformamos. Nosotros todos los días vamos al campo, al palenque, vemos que el mezcal esté al punto, que tenga cuerpo, sabor, forma; ese es muestro trabajo".

Expresa que en la agencia municipal todos se dedican a la producción de mezcal, al ciento por ciento. “Mucha gente de la comunidad de Salinas y los pueblos circunvecinos vienen a trabajar aquí, nosotros les damos trabajo, por lo que podemos ocupar a nuestros paisamos que migraron a los Estados Unidos sin ningún problema. De esto viven mis padres, mis hermanos, mis hijos y vivimos bien.

-¿Para qué tiempo tienen producción?

-Yo tengo medio millón de magueyes en este momento y como seguimos sembrando, pues hay producción de mezcal para hasta que Dios me preste vida y todavía más. Tengo maguey en Jalapa, Salinas, Santa Ana de Río, en todas partes; yo me dedico a esto, a trabajar duro.

-¿Por qué no busca crear su propia marca de mezcal?

-Bueno, en parte es miedo, porque si uno hace dinero, todo mundo te quiere chingar y, por otra, estoy bien con lo que yo gano. Si envaso el mezcal no voy a comprar 20 botellas, tengo que adquirir 60 mil botellas, ponerle etiquetas, pagar impuestos, hay que tener gente de ventas, de distribución, es mucho dinero; para qué, así estoy muy bien. Estoy feliz con vender mi mezcal y punto, hasta ahí.

“Nos dedicamos a producir”

El mezcalero Jorge Méndez afirmó que el mezcal de San Luis del Río es totalmente orgánico y tradicional. FOTO: Mario Jiménez Leyva

Por su parte, el productor de mezcal tobalá, espadín y tepetate Jorge Méndez del Río, informa que junto con sus hermanos entrega a embotelladores nacionales como Marca Negra y Casa Cortés.

-Pero, ¿el precio es muy barato?

-Sí, nos pagan a 100 pesos el litro. Ahorita estamos entregando tres clases de maguey: espadín, tobalá y tepetate. Éstos dos últimos nos los pagan a 200 pesos el litro, pero aun así es barato.

-¿Y cuánto producen?

-Al año cerca de 40 mil litros, entres las tres especies de maguey.

-¿Por qué no crean su propia marca?

-Porque hay muchas cuestiones legales, hay que estar constantemente en la ciudad y además realizar muchos gastos; aquí mis hermanos y yo no nos damos a basto, pues hay que estar en el campo, en el palenque; nuestro fuerte es la producción, hacer el mezcal, son los asociados los que tienen que ver lo de la comercialización, eso es otro trabajo.

Comenta que cuando mucho, almacena un mes el mezcal y luego lo vende, porque vienen los clientes, se llevan las muestras al laboratorio, e inmediatamente lo compran. “Eso es bueno para nosotros, porque tenemos mucha venta”.

“Tener un producto certificado es una gran ventaja, por eso formamos parte del Consejo Regulador del Mezcal, porque entonces todos tienen la garantía de que el producto que vendemos es bueno, de calidad y es auténtico mezcal; esto nos ha permitido también tener mejores precios”.

Historias de éxito

En esta comunidad, el mezcal es una tradición que se hereda de generación en generación. FOTO: Mario Jiménez Leyva

El presidente del Consejo Regulador del Mezcal, Hipócrates Nolasco Cancino, manifestó que durante cinco años han avanzado mucho, pero aún falta por hacer.

Dijo que el mezcal es protagonista de muchas historias de éxito en comunidades como San Luis del Río y otros pueblos oaxaqueños más, que generan fuentes de trabajo, inhiben la migración de los jóvenes y atraen inversiones nacionales y extranjeras.

“El mezcal es una gran oportunidad para que las comunidades de varias generaciones de tradición mezcalera aprovechen el desarrollo de la denominación de origen y de la categoría para propiciar su crecimiento, al tiempo que preservan sus tradiciones, dan a conocer su cultura y comparten con el mundo la cultura líquida de México”.

Nolasco Cancino subrayó que el objetivo fundamental del consejo es garantizar al consumidor la autenticidad y calidad del producto, al tiempo que se profesionaliza a los participantes de la categoría, conservando las formas tradicionales de producción y promoviendo el valor de la cultura oaxaqueña.

Sostuvo que las regulaciones nacionales e internacionales implican que todas las personas involucradas en el mezcal estén cada vez más y mejor preparadas, a fin de ofrecer un mejor producto y completamente artesanal.

MEZCAL CERTIFICADO EN OAXACA

452

productores

203

envasadores

1,564

predios de maguey

384

marcas