Crisis ICA-SCT; obra, en punto muerto

CARLOS HERNANDEZ LOPEZCARLOS HERNANDEZ LOPEZ

El material duerme el sueño de los justos ante la parálisis que retrasa la inauguración de la anhelada vía hacia el Istmo de Tehuantepec.

CARLOS HERNANDEZ LOPEZCARLOS HERNANDEZ LOPEZ

El inicio de la vía, en el perímetro de la Villa de Mitla.

CARLOS HERNANDEZ LOPEZCARLOS HERNANDEZ LOPEZ

Puro esqueleto.

De los 20 proyectos carreteros que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se planteó como meta a culminar en 2016, los dos de Oaxaca fueron sacrificados. Los trabajos no fueron concluidos el año pasado.

Las carreteras Oaxaca-Istmo (Mitla-Tehuantepec) y Oaxaca-Costa (Barranca Larga-Ventanilla) intentan avanzar, llevando en contra los recortes presupuestales ordenados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a nivel federal, los obstáculos establecidos por las comunidades y, recientemente, la crisis de la empresa Ingenieros Civiles Asociados (ICA).

El último recorte presupuestal ordenado por la SHCP afectó en 7 mil millones de pesos los recursos para la construcción y modernización de carreteras en el país; sin embargo, la SCT aseguró que, pese a lo anterior, se podrían ejecutar diez de los veinte proyectos comprometidos, mientras que otros diez más -entre los que se encuentran los de Oaxaca- seguirán aplazados.

Así, las obras que la SCT determinó entregar en 2016 fueron el segundo piso de Tlalpan, el libramiento poniente de San Luis Potosí, la ampliación del Arco Norte, la autopista Cuitzeo-Pátzcuaro, la Carrillo Puerto, el libramiento sur de Guadalajara, la obra de Apaseo-Palmillas, el Viaducto Elevado de Puebla y la Pirámides-Texcoco.

La razón expuesta por la SCT es la crisis financiera y económica por la que atraviesa una de las principales empresas constructoras del país: Ingenieros Civiles Asociados (ICA).

Aunque desde el 2015 el Gobierno federal propaló que en junio de 2016 entregaría las obras, con la crisis de ICA encima, asegura que la conclusión no depende de un Gobierno sino de una empresa.

Reduce ICA un 30% inversión

En algunas zonas, solo el esqueleto de un puente, nada alrededor

La crisis por la que atraviesa ICA ha propiciado que su inversión mensual en estas obras se redujera en aproximadamente 30 por ciento, de ahí que al 1 de junio la carretera Oaxaca-Costa avanza a vuelta de rueda, mientras que la de Oaxaca-Istmo se encuentra parada.

Al terminar el sexenio anterior, el ex secretario de las Infraestructuras de Oaxaca, Sergio Pimentel Coello, precisó que el estatus de la carretera Oaxaca-Istmo es de un avance del 65 por ciento, mientras que la de Oaxaca-Costa, del 52 por ciento: "Actualmente se están haciendo algunos trabajos pero son mínimos", declaró.

A mediados del 2015, la concesionaria ICA entró en un proceso financiero complicado que la llevó a paralizar las obras en Barranca Larga-Ventanilla. Debido a que en la Mitla-Tehuantepec tiene asociación con grupo Carso se logró mantener la llave de recursos hacia este proyecto.

"El Gobierno federal no ha logrado encontrar una forma de ayudarla. Rescindir los contratos es un proceso más complicado", declaró.

Aún así -expuso- hasta las últimas pláticas con el Gobierno del estado y federal, la posición de ICA es que no se retiraba de la obra.

Sin embargo, en la última semana de mayo de 2016, la empresa mexicana informó a sus inversionistas que no podía asegurar una reestructuración exitosa de la empresa, y advirtió que si no era capaz de mantener fuentes de liquidez, no sería capaz de completar los proyectos de construcción.

En el reporte anual para inversionistas, publicado el 17 de mayo, señaló que -de acuerdo con sus auditores independientes- "hay incertidumbre de su capacidad para seguir como un negocio en marcha".

Héctor Armando Castañeda Molina, en noviembre de 2016 aún director general del Centro SCT Oaxaca, indicó que hasta en tanto ICA no determine la forma de reestructuración de su deuda, no es posible plantear una salida para lograr la conclusión de las supercarreteras.

Por ser carreteras concesionadas y obras privadas, la SCT no puede inyectar recursos  para su ejecución.

"Si llegara a haber una terminación anticipada del contrato, o una rescisión, en ese momento se tomarán las medidas que dicte el título de concesión", expuso.

$1 mil 200 millones para "permiso" de comunidades

Inmenso movimiento de tierras en el serpenteante trazo.

Para Castañeda Molina, si bien la crisis de ICA es la razón fundamental para que los dos proyectos carreteros se encuentran paralizados, los conflictos con las comunidades que recorren estas vías también incidieron en gran medida en que existan cuatro años de retraso en su entrega.

El ex titular de Sinfra agregó que estas resistencias incrementaron la inversión en un 10 por ciento en cada caso, por obras inducidas, a fin de lograr la anuencia de las poblaciones para la construcción de las llamadas "obras estratégicas".

Se han invertido 668.3 millones de pesos en Barranca Larga-Ventanilla, y 621 millones por obras inducidas en la Mitla-Tehuantepec. En total, poco más de mil 200 millones de pesos canalizados por el Gobierno estatal, SCT, y en algunos casos, el Gobierno municipal.

En próximos días reiniciarán los trabajos en Mitla-Tehuantepec, los cuales se vieron afectados por las desavenencias con la gente de Juquila Mixe, quienes paralizaron por tres meses los trabajos en el lugar.

La carretera Barranca Larga-Ventanilla tiene una longitud de 104 kilómetros, los cuales atraviesan 16 comunidades. En éstas, el costo de "permiso" representó 150 acciones u obras inducidas. Algunas están concluidas, otras en proceso y unas más por iniciar.

En el caso de Mitla-Tehuantepec, son 123 obras inducidas en los 27 municipios que atraviesa.

El gobierno anterior rechazó que la falta de entrega de la obra sea un desacierto del gobierno del estado. En todo caso, señaló, el responsable es el gobierno federal.

"Son obras de tipo federal. Los que no cumple en su momento son ellos y no Gobierno estatal. Nosotros estamos acuerpando la obra para que se pueda hacer. No es un desacierto del gobierno del estado", se indicó al terminar el gobierno anterior.

56 % avance Oaxaca-Costa

104 km de construcción plantea proyecto

6 mil millones de pesos inversión

150 acciones de obras complementarias

668.3 mdp costo de obras adicionales

65 % avance  Oaxaca-Istmo

9 mil millones de pesos inversión

23 obras inducidas

621 millones de pesos adicionales