Imparable violencia en el Istmo; tres ejecutados con el tiro de gracia

FERNANDO SANTIAGOFERNANDO SANTIAGO

Los deudos de las víctimas no podían creer la tragedia que había ocurrido.

JUCHITÁN, Oaxaca.- Hasta el momento, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), tienen dos pistas a seguir en el caso de la triple ejecución perpetrada en la Octava Sección Cheguigo de esta ciudad.

La primera línea de investigación es que se trató de un intento de asalto. Pero esto aún no ha sido confirmado y se visualiza como la menos probable pista a seguir.

La segunda línea de investigación es que fue una ejecución perpetrada contra una de las tres víctimas, pero que los sicarios decidieron eliminar a los dos testigos para no dejar cabos sueltos.

Esta última versión se fortalece, pues se logró establecer que los dos hombres habían recibido el "tiro de gracia", no así la mujer.

Se estima que esta agresión fue perpetrada por al menos dos sicarios.

Identifican a las víctimas

Los ahora occisos fueron identificados con los siguientes nombres:

El primero es Juan Carlos Pineda Salinas o Juan Carlos López Salinas, alias Carla Greta, de ocupación taxista de Juchitán, con domicilio en la colonia Mártires 31 de Julio, de aproximadamente 40 años.

Esta persona recibió nueve impactos de bala, de los cuales seis le lesionaron ambas piernas, uno el brazo derecho y otro más la cabeza, éste último es el llamado "tiro de gracia".

El segundo es José Antonio Pineda Salinas, de unos 30 años. Recibió 4 impactos de bala, uno en el hombro derecho, uno en cada pierna y el último en la cabeza, también "el tiro de gracia".

La tercera es Natalia Pineda López, de unos 25 años. Recibió dos disparos de arma de fuego, uno en el abdomen y otro más en su brazo izquierdo.

En la escena de la triple ejecución fueron encontrados al menos 15 casquillos percutidos, todos calibre 9 milímetros.

Los tres ejecutados habían estado conviviendo momentos antes en una cervecería denominada El Negociante, ubicada sobre la calle Mina, a media cuadra de donde ocurrió la triple ejecución.

El artero atentado

Estos hechos sangrientos se registraron el pasado lunes al filo de las 21:40 horas, sobre la calle Emilio Carranza, entre las avenidas Venecia y Mina de la Octava Sección Cheguigo de esta ciudad.

Las tres víctimas caminaban por la solitaria y oscura calle frente a la escuela preescolar Gabriel López Chiñas y la escuela secundaria federal Heliodoro Charis Castro, cuando se escucharon durante casi un minuto las detonaciones de arma de fuego.

Una vez que regresó la calma, los vecinos se atrevieron a salir de sus casas y acudieron al sitio de donde habían provenido los disparos.

Entre la obscuridad de la noche, descubrieron los tres cuerpos sin vida, derribados sobre el pavimento, enmedio de charcos de sangre, por lo que trataban de distinguir quiénes eran los ejecutados.

En la puerta del centro preescolar estaban derribados un hombre y una mujer, que se presumen fueron las dos primeras víctimas.

A unos cuantos metros de ahí yacía en el pavimento una tercera víctima, que posiblemente trató de huir corriendo, pero fue alcanzada por las balas de los ejecutores.

La escena del triple crimen fue acordonada por elementos de la Policía Municipal de esta ciudad, quienes tras ser alertados se presentaron en el lugar.

Paramédicos del Heroico Cuerpo de Bomberos también acudieron, pero sólo confirmaron el deceso de las tres personas por disparos de arma de fuego.

Los uniformados municipales dieron parte a los representantes del Ministerio Público y requirieron su presencia para las diligencias de rigor.

Familiares se llevan los cadáveres

Posteriormente, al lugar llegaron los familiares y amigos de los ejecutados, los cuales no podían creer la tragedia que había ocurrido y rompieron en llanto.

Invadidos por el profundo dolor y coraje, los deudos discutieron con los elementos policacos presentes en el sitio, a quienes les exigieron la detención inmediata de los autores de esta masacre.

Los minutos pasaron enmedio de una gran tensión y los familiares decidieron pedir el apoyo de las personas que estaban en el lugar, para sustraer los cuerpos de los fallecidos y llevarlos a sus respectivos domicilios.

La alteración de la escena del crimen fue realizada ante la mirada de los elementos de las Policías Estatal y Municipal, así como de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Para evitar una posible confrontación con los deudos, los representantes de la ley no se opusieron a que los ejecutados fueron levantados antes que se realizaran las diligencias respectivas.

Una vez que los cuerpos sin vida fueron subidos a varios vehículos y llevados a sus respectivos hogares, la gente que se había reunido en el lugar, optó por retirarse.

La incertidumbre y el temor regresaron a los habitantes de esta ciudad, ya que la ola de ejecuciones ha vuelto.

NUMERALIA

3

personas fueron ejecutadas.

15

casquillos percutidos fueron hallados.

9

milímetros, calibre de las armas homicidas.

2

pistas sigue la investigación de este crimen.