Abrirían construcción del gasoducto Salina Cruz-Tapachula a concesión

Ya existen inversionistas interesados en participar en la construcción del gasoducto Salina Cruz-Tapachula.

El titular de la autoridad federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), Gerardo Gutiérrez Candiani, indicó que la construcción de los 400 kilómetros de gasoducto Salina Cruz–Tapachula sería concesionada.

El expresidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aclaró que el proyecto sufrió una reconversión de social a comercial, lo que permite que capital de la iniciativa privada sea aplicado para su ejecución.

"Tiene todo el sentido seguirlo impulsando porque además es un gasoducto que se puede conectar luego a Centroamérica, porque son 43 kilómetros de Chiapas y daría servicio a dos zonas económicas especiales", declaró.

Niega aplazamiento

En este sentido, señaló que hasta el momento no han sido informados de un aplazamiento como lo dio a conocer una nota de El Universal, en donde señalaba que el gobierno federal iba a diferir la construcción de dos gasoductos que formaban parte de los proyectos de infraestructuras comprometidos en el programa para la expansión del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural 2015-2019.

"Nosotros tenemos entendido que hubo una reconversión. De ser un gasoducto social se convirtió en gasoducto comercial; eso implica que es susceptible que lo haga el sector privado, no el gobierno", expuso Gutiérrez Candiani.

De acuerdo con el expresidente de la Coparmex México, el gasoducto de 331 kilómetros que iría de Lázaro Cárdenas a Acapulco es el que quedaría aplazado, según la información que le ha sido expuesta.

En tanto, abundó que ya existen inversionistas interesados en entrar en la construcción del gasoducto Salina Cruz-Tapachula, de los cuales no mencionó nombres.

Oportunidad de negocios

El gasoducto -recordó- es de importancia especial porque toca dos zonas económicas de importancia para el país y fundamental para la obtención de energía para la industrialización del Sur-Sureste.

"Es una infraestructura básica que se necesita para poder promover las inversiones y también en un sentido de poder exportar gas a Centroamérica como un área de oportunidad de negocios".

El proyecto de gasoducto Salina Cruz-Tapachula contará con 20 pulgadas de diámetro, 400 kilómetros de longitud aproximada y contribuirá al desarrollo económico de los estados de Oaxaca y Chiapas, mediante la atracción de inversión para la instalación de plantas productivas en la región.

La obra fue presentada como un proyecto de cobertura social (hoy cambiado a comercial) con una inversión aproximada de 442 millones de dólares.

"Hubo una conversión de social a comercial, es decir, que ya no depende de la voluntad del gobierno en hacerlo o no hacerlo, sino del interés del sector privado de poderlo ejecutar. Si se concesiona eso y se busca un inversionista para hacer una planta de gas, tendría todo el sentido comercial".

Gerardo Gutiérrez Candiani, Titular del Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales