CIMO otro elefante blanco; a dos meses de inaugurado continúa sin clases

CARLOS ROMÁN VELASCOCARLOS ROMÁN VELASCO

A casi dos meses de su inauguración, el CIMO se encuentra en desuso, inacabado y en abandono.

A casi dos meses de su inauguración y pese a una inversión de 118.5 millones de pesos, el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) se encuentra en desuso, inacabado y en abandono, mientras que los alumnos siguen tomando clases en áreas improvisadas, en el barrio del Ex Marquesado.

Padres de familia con hijos en ese plantel denunciaron el desinterés de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable por revisar la calidad de los trabajos así como la seguridad para los alumnos, en su mayoría menores de edad.

El plantel fue inaugurado oficialmente el 23 de noviembre, un día después de la celebración del Día del Músico, pero tras ello, ninguna autoridad del actual gobierno ha retomado el tema, señalaron.

Alma máter

Próximo a cumplir 30 años, el CIMO es el alma máter de cientos de músicos que hoy son parte de las agrupaciones más destacadas del estado como la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, la Orquesta Primavera y la Banda de Música del Estado, además de comunidades musicales nacionales.

Según detallaron, en un primer momento maestros y alumnos confiaron en poder hacer uso de ellas en el primer mes del año en curso; sin embargo, a la fecha, el espacio musical carece de mobiliario y detalles como los sanitarios y el elevador aún no pueden ser utilizados.

Problemas jurídicos

De acuerdo con funcionarios del CIMO, podría empezar a usarse en marzo, pues el terreno del inmueble, ubicado en la calle de Crespo, casi esquina con la carretera al cerro del Fortín, enfrenta también problemas jurídicos.

“Esperamos en marzo, o sea en el siguiente semestre, ya poder hacer uso de las nuevas instalaciones, pues los dueños del actual domicilio del CIMO ya están pidiendo a la Secretaría de las Culturas el lugar”, refirieron.

Señalaron la omisión del actual titular de la Secretaría de las Infraestructuras, Fabián Sebastián Herrera Villagómez, ya que jamás se ha interesado en acudir para conocer las instalaciones y la forma incompleta en que fue entregada.

En desuso

El CIMO está edificado sobre una superficie de mil metros cuadrados, cuenta con siete aulas acústicas y talleres especializados para la práctica e instrucción de cada grupo de instrumentos; cuenta con un foro abierto, cafetería, un magno auditorio con capacidad para 290 personas, bodega para instrumentso y estacionamiento para 27 vehículos.

Puede albergar a 500 niñas y niños que tomarán sus clases de música en cualquiera de los espacios diseñados para su formación musical.

No obstante, sigue en desuso y tampoco la secretaria de las Culturas y las Artes, Ana Vásquez Colmenares, se ha preocupado por la vida académica del CIMO, señalaron.

217

Niñas y niños reciben clases en CIMO

Antecedentes

El antecedente inmediato del CIMO es la Orquesta Sinfónica Infantil de Oaxaca, que inició sus labores el 27 de enero de 1986 en los patios y galerías del ex Convento del Carmen Alto. Su integración original fue de 70 alumnos.

El 22 de noviembre de 1988 se decretó la creación del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca, que se convierte en pionero a nivel nacional en educación musical.