Con magia e ilusión, los reyes magos compran juguetes

JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

Los magos del oriente intentan cumplir con los niños y niñas, entre la difícil cuesta de enero. SILUETEAR POR FAVOR

JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

Con ahorros y sacrificios logran la compra de juguetes.

JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

La vendimia en el tianguis de juguetes de la Central de Abasto inició desde este 4 de enero.

JAVIER JARQUÍNJAVIER JARQUÍN

Los juguetes artesanales nunca pasan de moda.

Se les ve por las calles entrando y saliendo de tiendas, comparando precios, haciendo cálculos, sumando y restando, dividiendo el presupuesto para la compra de regalos, pues en esta ocasión, Melchor, Gaspar y Baltazar tendrán que hacer verdaderos milagros para cumplir con la tradición.

Los reyes magos no se salvaron de la cuesta de enero. El alza en diversos servicios y productos afectó sus bolsillos, por lo que -aseguran- podría verse disminuido el número de juguetes por cada carta enviada.

Verónica Román es madre de una niña de tres años y uno de nueve. Ella explica que el gasto para esta fecha se tiene que prever con meses de anticipación, ya que el desembolso mínimo por cada hijo es de 500 pesos y llega a alcanzar los más de 3 mil si se consideran todas las solicitudes en las cartas.

Comerciantes mantienen sus precios para recuperar inversiones.

 

Verdaderos milagros

-¿Cómo logran los reyes magos los verdaderos milagros?

-Le quitamos un poquito al aguinaldo, un poquito a la quincena, para darles un pequeño gusto a los pequeños, ya que realmente no se les compra a cada rato.

-¿Y por qué es tan importante cumplir? ¿Qué significan los reyes magos para los niños?

-Son magia, ilusión, todo, es parte de la tradición y el encanto de ser niño, algo que siempre se debe conservar.

-¿Y cuál es el sentir del rey mago al dar un juguete?

-Es una satisfacción porque les estás creando una ilusión y una experiencia de vida que ellos van a repetir más adelante; también es la unión de los padres con los hijos.

-¿Vale la pena el sacrificio económico?

-Claro, porque le deja recuerdos agradables de su vida y eso se refleja más adelante en su vida adulta.

En su caso -detalla Verónica Román-, las peticiones a los reyes magos se dividen en deseos y en regalos; así, los pequeños toman conciencia de que más allá de lo material hay cosas más valiosas y que son parte del espíritu de estas fechas: los obsequios espirituales.

Los tres dones

La tradición de regalar juguetes a los niños en estas fechas, se desprende de un pasaje bíblico en el que habla de tres magos de oriente, quienes guiados por una estrella llegaron a Belén para adorar al niño Jesús. Así lo refieren:

"Nacido, pues, Jesús, en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?

"Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra".

La ilusión se refleja en los ojos de cada pequeño.

 

Por ello, cada 6 de enero, al amanecer, las casas se visten con las sonrisas y juegos de niñas y niños, quienes reciben obsequios que van desde pequeños dulces hasta grandes regalos, de acuerdo con lo complicado de la situación económica en el momento, pues aunque los reyes son magos, también enfrentan dificultades para cumplir con millones de cartitas.

Así que quizá al despertar este 6 de enero. las y los niños no encuentren bajo el árbol de navidad, en el calcetín o cerca de su cama todos los juguetes que pidieron; pero deben tomar en cuenta que cada obsequio, por muy pequeño que sea, traerá el corazón entero de Melchor, Gaspar y Baltazar.

“Vienen pobres”

-¿Y cómo vienen los reyes magos?

Yesenia no lo piensa dos veces y de sus labios se desprende la larga expresión sustentada en la dificultad económica por sueldos bajos y ser madre soltera. El presupuesto con el que cuenta es de sólo 400 pesos.

-Mmmmmm, pues vienen pobres

-¿Van a llegar a casa este año?

-Pues mi nene nada más me pidió dos dinosaurios, unos de plástico grande. De hecho, antes hablé con él para que pidiera algo no tan grande y que utilice. Ya vi los dinosaurios y cuestan 380 pesos, si acaso le llegará uno. Si quisiera comprarle algo más, tendría que apretarme el cinturón dos o tres días.

-¿Cómo se preparan los reyes magos para esta fecha?

Desde los 500 hasta los más de 2 mil pesos por niño o niña, desembolsan los reyes magos.

 

-Se ahorra poquito a poquito y se busca el mejor precio para que alcance.

-¿Será difícil la cuesta de enero para ellos?

-Mucho, más con todo lo que viene. Llegará alta la luz, subió el gas otra vez.

Cada año, peticiones más exigentes

Cada año, las cartas enviadas a los reyes magos vienen con peticiones más exigentes. Carros de control inalámbricos, lentes de realidad virtual, consolas de videojuegos, ipad´s, tablets y teléfonos celulares.

Aunque no pasan de moda, también las muñecas tienen precios elevados debido a las distintas funciones que ahora les atribuyen, como comer, gatear, cantar, incluso dialogar. Los costos varían de acuerdo con cada acción y llegan a superar los más de 1 mil 500 pesos.

Peticiones cada vez más exigentes; la novedad son los lentes de realidad virtual.

 

Otros artículos que también prevalecen en el gusto de los infantes, indica Graciela Ortiz, comerciante de la Central de Abasto desde hace más de 30 años, son las bicicletas.

“Los productos que más les gustan a los niños se elevaron más de un mil por ciento. Como comerciantes siempre vemos lo más económico y no le vemos mucha ganancia, porque si elevamos ya no es accesible al presupuesto de los reyes magos”.

Roberto Díaz, comerciante de temporada, quien desde hace 38 años expende en la Central de Abasto en el tianguis de reyes, agrega que cada año es menor la venta debido a distintos factores, como la apertura de nuevos centros comerciales, así como la pérdida del poder adquisitivo de las familias.

Debido a lo anterior, en este año mantienen los costos del año pasado, con la esperanza de recuperar la inversión y pagar la cuota de piso fijada en mil pesos.

La magia de los reyes

10 pesos, el juguete más económico en tianguis de la Central

5 mil, el más caro

500 a 3 mil pesos, gasto por niño o niña

223 pesos al día, en promedio, gana un oaxaqueño, según datos del Inegi