Eduardo Rasgado Sánchez y su pasión por el ciclismo en el Istmo

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oaxaca.-  A Eduardo Rasgado Sánchez le nació el gusto por el ciclismo al sentir la emoción de las carreras en las calles.

De niño veía la manera de pedalear a los de su edad como adultos, tenía ocho años de edad en su primera carrera para quedar maravillado por siempre con éste deporte.

“Recuerdo que mi primera participación fue en el centro de Juchitán organizado por Bici Motos Herrera, inscribiéndome solo, creo ni terminé la carrera, desde ese momento empecé a preguntar a los demás que habían corrido  dónde practicaban, el apoyo de los padres era poco, supe que Rodulfo Nuricumbo entrenaba, él fue con mis papás a solicitar permiso, así fue que tuve a una persona que me entrenó”, expresa emocionado Eduardo Rasgado.

SUS INICIOS

“Corríamos de Juchitán a Xadani, en mi primer entrenamiento todos se adelantaron, no llevaba agua, esto fortaleció mucho el ánimo, había mucho compañerismo, me motivaban para seguir adelante.

“A los 13 años el señor Nuricumbo, tuvo invitación de Oaxaca, fue nuevamente con mis papás, al no tener bicicleta fue el entrenador quien me prestó una para volver a los entrenamientos, en esa competencia terminé en segundo lugar, fui seleccionado para asistir a San Luis Potosí al primer Nacional que tuve,  sirvió de mucha experiencia”.

Agregó que en la categoría juvenil ya estuvimos con el equipo PakosBike que dirige Víctor Manuel Blas, tenía a los de 15–16 años, logramos clasificar a los Nacionales de Toluca, y en Aguascalientes.

Luego estuve con el equipo Gurrión, en la juvenil “C”, 17 años, teniendo de compañeros a Isaías Cruz, Rolando López, Israel Díaz,  Frank Ortiz, siendo entrenador Genaro Cruz, puedo decir que fue el boom del ciclismo para mí, con más nivel que permitió asistir en competencias en Veracruz, Chiapas y la capital oaxaqueña, estábamos tan preparados que corríamos de tú a tú con los mejores y lográbamos podio.

EL BALUARTE DEL EQUIPO

Con el equipo 24 Horas, él comandaba al equipo, y estaban Mario Iván Celaya, Abel Jiménez, Javier Jiménez, estuvimos en los carreras de la Federación, estuvimos en la Vuelta San Luis Potosí, Vuelta Oaxaca, Aguascalientes, Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México, Guadalajara, teníamos que estar en las fechas de la Federación”.

Eduardo Rasgado fue invitado para hacer campamento con el equipo Tecos que era el mejor de México en ese entonces, sirvió de mucho para que mejorara.

Luego tuve que ir a estudiar a la ciudad de Oaxaca, estando en la UABJO formamos el Club de Ciclismo de la Facultad de Odontología, corrimos varias carreras; estando allá integré varios equipos, para finalmente decidir por dejar de lado las competencias, pues también estaba terminando mi carrera de cirujano dentista.

¿Qué te dejó el ciclismo?

Muchas enseñanzas, valores que me han servido a lo largo de mi vida, hice muchos amigos, estuvimos corriendo en las mejores Vueltas del país, fue una bonita etapa de mi vida; ahora lo que hago es apoyar a quienes organizan las carreras y seguir impulsando a los nuevos talentos del Istmo.