Kenia es la motivación de Fernando Aranjo y María Isabel Romero

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oaxaca.-  “Tenía cinco años cuando mi abuelo Francisco Aranjo Rasgado, platicaba, me lo imaginaba haciendo deporte, dije que yo también podía hacerlo”, platica la atleta Kenia Aranjo Romero.

Agregó que a “los siete años tuve invitación para integrarme al Club de Atletismo El Espinal, ahí ya mejoré mi técnica, estiramiento, calentamiento, correr de acuerdo a mi edad, ya que iba creciendo iba aumentando mi rutina y distancia, así han transcurrido 8 años,  sigo aprendiendo, conociendo muchos lugares, personas que me brindan su apoyo”.

Es estudiante del  COBAO 02 de Espinal e ingresará al  tercer semestre, tuvo un intercolegial en Oaxaca, terminando segundo lugar en 5 mil metros.

De Olimpiada, ahora Juegos de Conade, Kenia ha participado en tres ocasiones, en éste 2020 quedó en primer lugar en la etapa estatal; logrando su pase al prenacional que fue en Xalapa, Veracruz, quedando en primero, en el ranking nacional es el lugar once en carrera con obstáculos sub 18.

“Me gusta, me apasiona cuando me pongo los tenis, el reloj, el número, al estar en la línea de salida,  propongo ganar, dar lo mejor para que mis compañeros y mi entrenador se sientan orgullosos de mí”.

Su padre, Fernando Aranjo López, expresó que  “mi primer deporte fue el futbol, jugué con Juárez de la Cuarta Sección,  Electrónicos, Quinta Sección el de mis vecinos, la selección de Ixtaltepec;  cuando mi hija pidió  que la acompañara lo hice, luego decía: corre, corre, le cumplí y empecé a tomar en serio el atletismo, poco a poco fui dejando el futbol, para dedicarme totalmente a las carreras”.

Puntualizó que  “llevo 6 años corriendo, conociendo  otros estados, muchos amigos,  se siente uno relajado, te olvidas  del estrés, mucha alegría ver a mi esposa, mi hija, salir todos juntos a competir, representamos al club, es lo máximo que podemos hacer al compartir la misma pasión que nos une como familia”.

Hay que entrenar, tratar de ser un ejemplo para mis hijas, se puede ser uno padre de familia y dedicarse al deporte sanamente, me ilusiono con seguir compitiendo en maratones,  ya hice una promesa a mi hija de correr un ironman, Dios lo permita para cumplir esos objetivos.

María Isabel Romero comenta que “inicié de ceros, no daba ni una vuelta al deportivo, cuando se iba a correr la primera carrera de la Mujer, mi hija me inscribió y me avisó, pues tuve que entrenar, así fue como empecé, los nervios en la salida, pero finalmente terminé la carrera, gracias a mis hijas que apoyaron”.

Agregó que  “con 5 años de experiencia, hemos conocido muchos amigos, estar más con Kenia, mi esposo, es otro ambiente, convivimos en familia, al correr me siento bien conmigo misma, relajada, se siente libertad con una misma”.

Su mensaje a las mujeres expresó que se pueden hacer las cosas, siempre y cuando uno quiera, no hay edad para iniciar en el deporte, además por salud para estar más contentos, siendo ama de casa puedes decir: yo también puedo, verán que se sentirán física y mentalmente mejor.