Vive el Istmo un fin de semana de terror; aumentan casos de COVID-19

Durante el viernes y domingo se confirmaron 64 nuevos contagios

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Salina Cruz, Santo Domingo Tehuantepec y Juchitán de Zaragoza son los tres municipios mayormente afectados por la pandemia en la región del Istmo de Tehuantepec; esas poblaciones, junto con Matías Romero Avendaño -que no registra defunciones-, viven actualmente en riesgo y emergencia sanitaria, confirmó ayer Gonzalo Sebastián Cruz Antonio, encargado de la Jurisdicción Sanitaria.

En emergencia

De acuerdo con el médico, durante el fin de semana se vivió en el Istmo una jornada intensa, toda vez que se confirmó el mayor número de casos, hasta nueve por día, entre el viernes y el domingo. La región está por alcanzar los 350 casos positivos y el municipio de Salina Cruz concentra ya más de 100.

Durante el fin de semana se disparó el número de casos al confirmarse 64 nuevos contagios y alcanzar las 54 defunciones, a causa de complicaciones por COVID-19.

“Ante el máximo riesgo de contagio por COVID-19, estamos en semáforo rojo, por lo que se suspenden fiestas y otras celebraciones, (esto) se realiza como medida urgente y necesaria para mitigar la dispersión y evitar la transmisión del virus”, recalcó ayer Cruz Antonio mientras emitía el Informe Técnico Jurisdiccional.

Comportamiento del virus

En tanto, Carlos Maldonado Ramos, epidemiólogo de la Jurisdicción Sanitaria, explicó cómo ha sido el comportamiento del virus en la región istmeña.

Detalló que fue a partir del 24 de mayo cuando la región comenzó a experimentar el avance del virus -se toma en cuenta la fecha de inicio de síntomas que refieren los pacientes-, y en fecha reciente “la enfermedad se está transmitiendo de manera continua”, mientras que durante las últimas dos semanas del mes de junio tenemos en la región “una transmisión acelerada”.

Maldonado Ramos detalló que en Salina Cruz, con más de 100 casos positivos, tan solo el fin de semana registró 13 nuevos contagios y tiene una tasa de letalidad del 14 por ciento. El puerto oaxaqueño experimentó la transmisión constante de la enfermedad a partir de la semana epidemiológica número 17, y no fue sino hasta la semana epidemiológica número 22 que se dio el incremento mayor de casos.

Entre tanto, Tehuantepec registra un índice de mortalidad por coronavirus del 18 por ciento; contrario a lo que ocurrió en Salina Cruz, en la cuna de la inmortal sandunga se reportaron casos de COVID en la semana epidemiológica número 18 y era de manera esporádica, pero de la semana epidemiológica 21 a 22, “Tehuantepec tiene una transmisión acelerada”.

En Juchitán, que tiene un índice de letalidad del 23 por ciento, el repunte de casos graves se dio a partir de la semana epidemiológica número 22.

Mientras que en Matías Romero Avendaño, el repunte se da a partir de la semana epidemiológica número 23 y actualmente el municipio ubicado en la zona norte de la región, tiene una transmisión acelerada.

De ahí que el médico Cruz Antonio exhortara a la población a actuar con responsabilidad, ya que los eventos que impliquen aglomeraciones son un foco de infección y ponen en riesgo la salud y vida.