Las queman viva junto a su hijo en Ejutla de Crespo

Una jovencita y su bebé de año con diez meses fueron quemados aún vivos en el cerro El Mexicano de la población de Ejutla de Crespo.

El hecho ocurrió el domingo cuando la joven María C.A.C., de 17 años de edad, salió de su domicilio ubicado en la población de San Miguel del mismo distrito, llevando a su pequeño hijo A,.A., de un año con un diez meses.

Vecinos reportaron que la joven abordó un mototaxi, pero de ahí se ignora su destino y quiénes la habrían levantado.

Los familiares de María estuvieron esperando su regreso a su vivienda ubicada en céntrica calle de San Miguel, Ejutla, pero nunca ocurrió.

A las 16 horas, una columna de humo se observó en el cerro conocido como El Mexicano, donde cada año los habitantes suben en peregrinación para celebrar a la  Virgen de Juquila.

Los elementos de la policía municipal llegaron al barranco donde salía el humo y descubrieron la dantesca escena. Una mujer asesinada y su pequeño bebé, ambos ardiendo en llamas.

Llega la policía

Las llamas fueron apagadas y solicitaron el apoyo del personal paramédico, per confirmaron que María y su pequeño hijo estaban ya sin vida.

“Son unos salvajes, ¿Quiénes harían está barbarie?”, expresó uno de los policías.

Consternados por lo ocurrido, los elementos policíacos acordonaron la zona y pidieron la intervención del personal de la Fiscalía General del Estado.

Peritos del área especializada de feminicidios, agentes del Ministerio Público y agentes investigadores de la misma área se trasladaron al lugar, luego que sus similares de Ejutla de Crespo confirmaron los hechos y preservaron la zona.

Durante la tarde-noche, los peritos y agentes policíacos inspeccionaron el área y luego de las diligencias, los restos fueron trasladados al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales en San Bartolo Coyotepec para el estudio correspondiente y dictaminar la causa de la muerte.

Identifican los restos

Los padres de María acudieron ante la autoridad ministerial con la finalidad de reclamar los restos, y ayer los trasladaron a su domicilio en Ejutla de Crespo para velarlos y darles cristiana sepultura.

Tras el crimen, la comunidad se encuentra consternada por el atroz crimen y al parecer al bebé lo quemaron vivo.

Del caso se ha iniciado la carpeta de investigación y agentes investigadores se han trasladado a la zona con la finalidad de investigar el caso y establecer la identidad de los presuntos responsables.