Damnificados del Istmo exigen revisión de viviendas

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- La Red Regional de Vecinos Afectados por los Sismos inició una jornada de lucha pacífica en el Istmo, para exigir a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y a la Comisión Nacional de la Vivienda (Conav) una revisión de viviendas de la entidad ante los nuevos daños que se presentaron por el reciente sismo.

Integrantes de la Red de Vecinos se manifestaron este domingo en el Monumento a la Mujer Tehuana, para recordar a las autoridades de los Gobiernos Federal y del Estado, el planteamiento de las demandas que como organización han presentado ante las instancias correspondientes.

Sin olvidar la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus, los manifestantes se presentaron con las medidas preventivas de salud, como el uso de cubrebocas y guardando la sana distancia.

La representante de la Red de Vecinos Afectados por los Sismos en el municipio de Tehuantepec, Maricela Barriga Rodríguez, dijo que a pesar de la pandemia no claudican en su movimiento para exigir a los gobiernos atención a las demandas de reconstrucción de cada una de las viviendas dañadas con los sismos.

Expresó que se movilizaron en toda la región del Istmo y en otros estados del país para presentar las demandas que tienen como organización, pero también para visibilizar la problemática de reconstrucción que prevalece en el estado y sus municipios.

Barriga Rodríguez informó que este domingo, la Red de Vecinos afectados por los sismos registró movilizaciones en Santiago Astata, en la región de lo Costa; San Francisco del Mar, San Francisco Ixhuatán, colonia Río Ostuta, Reforma de Pineda, Juchitán de Zaragoza, Ixtaltepec y Santo Domingo Tehuantepec; así como en la Ciudad de México.

La activista indicó que durante las jornadas de lucha se tomaron videos para compartir en las redes sociales, con el interés de que este reclamo de las comunidades llegue a oídos del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que dé una solución a las demandas.

Los manifestantes se pronunciaron en contra del pago de la energía eléctrica, y en favor de la reconstrucción de viviendas para todos los afectados por los sismos, ya que ante los continuos movimientos telúricos crecieron los daños.