Alexis Herrera, piloto oaxaqueña que destaca en mundo de hombres

“El motocross reforzó mi seguridad, a dejar atrás los miedos”, asevera Alexis Herrera, quien ha sido la piloto mujer más destacada de los últimos años en este deporte motor en el estado y quien generalmente participa en categorías varoniles.

La originaria de la región del Istmo pero con residencia en Oaxaca desde su niñez, es una dama a la que no le da temor las caídas ni los riesgos que implica la práctica de esta disciplina, por el contrario, ese tipo de situaciones representan una motivación más para subirse y dominar esa máquina de acero.

“El motocross me ha transmitido mucha seguridad, me ha permitido superar y alejarme de muchos miedos; me ha enseñado a ser muy valiente porque para atreverte a acelerar a fondo y brincar a gran velocidad los obstáculos, se requiere de valor”, acentúa.

Valores como la disciplina y responsabilidad también se han reforzado en ella arriba de la moto, ya que correr significa acudir a entrenamientos y tener la mejor preparación para encarar cada una de las competencias. 

Además, este deporte le ha permitido conocer grandes amistades y ser más sociable. 

Durante el 2019, Alexis tomó una pausa luego de una leve lesión y dura caída.

Para este 2020, Alexis Herrera tenía proyectado volver a la pista, incluso realizó algunas prácticas a inicios de año pero ante la suspensión de las actividades por la pandemia del COVID-19, el retorno deberá esperar un poco más.

La experimentada piloto tiene ahora un mayor motivo para su regreso, su hijo Timoteo de seis años de edad, quien ya le pidió incursionar en el motocross. 

CAMPEONA NACIONAL

Es una de esas damas acostumbradas a afrontar los retos más intrépidos en su deporte, incluso ya ha sido dos veces campeona nacional y ostenta también un subcampeonato, en los nueve años que tiene en la especialidad.

Regularmente compite con hombres, y es que en Oaxaca prácticamente ha sido la única mujer piloto en el motocross en la última década.

Con el legendario Gaspar López Soto tomó sus primeras clases y también ha tenido la guía y el consejo de los hermanos Christian y Giovanni Blanco.

Por tal motivo, se ha identificado por ser una piloto estratégica, lo que se ha traducido en buenos resultados.

Alexis le acelera al parejo con los hombres en cada una de las vueltas a la pista.

“El motocross me ha dejado muchas enseñanzas como el trabajo en equipo, la disciplina y el respeto, y me ha permitido conocer otras entidades del país como Cancún, Puebla, Ciudad de México, Chiapas, Campeche, entre otras”, comenta la piloto de 27 años de edad. 

Cabe mencionar, que una de las más duras caídas que ha sufrido fue en la Pista San Pablo Motopark cuando disputaba precisamente ante un hombre el primer lugar de la categoría, incluso el impacto ha hizo perder el conocimiento durante algunos minutos.

Sin embargo, ella sabe que son “gajes del oficio”, así que se levantó para continuar disfrutando del rugir de su potente máquina.

Desde niña ha estado familiriazada con las unidades de motor. Su padre, Manuel Alejandro Herrera, es propietario de un taller de hojalatería; además, su tío es un fanático del motocross y la llevaba con él a las competencias de este viril deporte.

Manuel Herrera también compitió en su momento en categoría veteranos.

“Mi papá ha sido el apoyo de toda mi vida, en la escuela, en las motos; todo lo que tengo es gracias a él”, puntualiza Alexis.

Su padre siempre la ha apoyado en su gusto por esta actividad deportiva, es quien se encarga de que la moto, y todo esté listo para que ella pueda competir sin preocuparse de nada en el aspecto mecánico o de protección.

LA FEMINIDAD Y PROFESIÓN

Fuera del motocross, Alexis es una mujer que gusta de la feminidad. Cuando la ocasión lo amerita disfruta de lucir unas bonitas zapatillas y un sexy vestido o pantalón.

Alexis Yessel Herrera Ruiz, como es su nombre completo, ha combinado el motocross con sus estudios, es Licenciada en Administración y Negocios, egresada de la Universidad Regional del Sureste (URSE). 

La campeona nacional es originaria de la región del Istmo, específicamente del municipio de Salina Cruz, pero desde niña ha radicado en la capital oaxaqueña con su papá ante la separación de sus padres.

Ahora, Alexis Herrera ha comenzado a compartir su experiencia con una amiga a la que le ha llamado la atención el motocross, por lo que se espera su gran retorno cuando se reanuden las actividades tras la pandemia.