Presenta Lila Downs "El Son del Chile Frito", un documental que proyecta la riqueza de Oaxaca

“Toda la música es un viaje y este es un viaje a la memoria”, presenta Lila Downs el trayecto que comparte en "El Son del Chile Frito", documental estrenado a través de su canal oficial de YouTube hace un par de días y el que, aseguró la cantante, ha tenido una respuesta cálida y positiva. 

La cantante, como protagonista de esta trama dirigida por Gonzalo Ferrari y producida por Maite García y Miguel Tafich, destaca la riqueza multicultural de Oaxaca, en este largometraje en el que están plasmadas las tradiciones que el estado ofrece al mundo. El material audiovisual resalta en todo momento el orgullo de la artista por su tierra, por su cultura y su historia. 

La casa productora es Cuarto Piso y en este documental, que el año pasado fue estrenado con una exhibición especial en el Festival Internacional de Cine de Morelia, Ana Lila Downs Sánchez se presenta como una mujer de madre mixteco-mexicana y padre gringo. 

Es la voz de una mujer que narra en zapoteco el comienzo del viaje: “Aunque creas que todos se han marchado no me verás morir, habrá una semilla escondida entre los matorrales del camino, que a esta tierra ha de volver y sembrará el futuro, y será alimento de nuestras almas y renacerá nuestra palabra  y no me verás morir, porque seremos fuertes, porque seremos siempre vivos, porque nuestro canto será eterno, porque seremos nosotros y tú y los hijos de nuestros hijos, y el temblor de la tierra que sacudirá el mar y seremos muchos corazones aferrados a la esencia de los binnizá, no me verás morir, no me verás morir, no me verás morir”. 

En el documental se pueden ver imágenes de Juchitán, de mujeres y hombres, de poetas y artistas. En el corazón de Lila Downs, esta tierra tiene mucha importancia y así lo dice en una conversación con el músico y productor Camilo Lara, a quien le comparte que siente a Juchitán como un sitio especial por su gente. 

“Es como cerrar un círculo, porque ahí me aceptaron como soy cuando fui a cantar por primera vez al festival del Río de los Perros. Recuerdo que ponían el escenario como en una isla en medio del río y yo veía a las mujeres desde el puente, con sus enaguas volando; ellas, cuando me vieron y escucharon, me aplaudieron.

Un viaje a la memoria 

 "Yo no puedo entender mi vida sin la música. Gracias a la música, sé de dónde vengo. Gracias a la música descubrí quién soy. Gracias a la música, creo que entiendo un poquito al amor. Y gracias a la música, sé hacia dónde voy.  Toda la música es un viaje y este es un viaje a la memoria que se detona con cada nota, con cada canción, es pues el son de la vida, es el son del chile frito", comenta emocionada la multi galardonada al Grammy Latino, que por primera vez nos muestra el lado más personal de su vida.

Abre las puertas de su casa, su estudio, sus lugares y su gente, desde su esposo Paul Cohen, su madre, Anita Sánchez, hasta sus sitios favoritos. Aparecen, entre otros, agrupaciones como Costa Mía, el saxofonista originario de Llano Grande Yair Cruz, maestros mezcaleros, cocineras, cocineros, tejateras, tortilleras y toda la gente que enaltece a Oaxaca. El viaje incluye vistas aéreas de sembradíos de agaves, playas, mares, valles y el trazo de la ciudad de Oaxaca de Juárez. 

En el documental se escuchan los sones, las chilenas, fandango, merequetengue, las cumbias, el vallenato y todos los géneros y estilos que la cantante ha incluido en su discografía. También cuentan que el chile frito es una mezcla musical que se acostumbra cuando alguien se casa y en los velorios, en la Costa. Así como el chile frito es el alma de la fiesta, este documental refleja la columna vertebral del proyecto musical de Lila Downs, al lado de su director musical y esposo, Paul Cohen. 

En "El Son del Chile Frito" se aborda el tema de la discriminación y la misma Lila Downs afirma que está preparando unas charlas sobre estos actos. “Me ha tocado ir a lugares en los que la gente indígena no porta su indumentaria por temor a la discriminación. En nuestro país no nos enfocamos mucho en nuestra historia, que es hermosa. Lo difícil para mí ha sido tener mi apellido anglosajón y la raza que no es obvia en mi piel, pero sí es parte de quién soy”. 

El largometraje de una hora está dedicado a María Eugenia Ruiz Ramírez “La famosa de la iguana” y entre los personajes que salen a cuadro están: José Che Gómez, Victoria Dehesa, Víctor Cata, María Eugenia Ruiz Ramírez, Abigail Mendoza, Óscar Carrizosa, Demián Flores, Natividad Amador, Marcelina Cerqueda Na Marce y Marlene Linares. 

"El Son del Chile Frito" fue estrenado el año pasado con una exhibición especial en el Festival Internacional de Cine de Morelia, donde Lila Downs, en compañía del director y los productores, desfiló por la alfombra roja en su premier. 

 El documental es de acceso gratuito en la plataforma de videos; aquí, el enlace: https://youtu.be/7vEG3zVwS1U

El Son del Chile Frito

Este documental es un viaje a través de los valores culturales y espirituales de las comunidades oaxaqueñas. Es un reconocimiento a la raíces culturales y la diversidad del estado de Oaxaca; una invitación a  celebrar la vida, la emoción de la gastronomía y la pasión por la música mediante los usos y costumbres de la gente local. 

El espectador se podrá deleitar con el sabor de cocinar un mole, la riqueza del agave, la valentía de los Muxes, la transmisión de conocimiento entre generaciones, la celebración de la vida, el dolor de perder un ser amado, y la unión de una comunidad para enfrentar la adversidad.