Semarnat prohibirá el uso del glifosato presente en herbicidas y en el maíz

Debido a su impacto en la salud humana y el ambiente

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) fijó para 2024 la prohibición total del glifosato para su uso en herbicidas, desde los cuales llega a estar presente en el maíz de consumo humano en el país.

En un comunicado, la dependencia indicó que “ante las evidencias científicas de la toxicidad del glifosato, que demuestran los impactos a la salud humana y al ambiente”, se determinó diseñar una hoja de ruta para reducir gradualmente el uso del químico.

Adelita San Vicente Tello, directora general del Sector Primario y Recursos Naturales de la Semarnat, expuso el actual gobierno busca una transformación del sistema agroalimentario del país a fin de que sea “más seguro, más sano y respetuoso con el medio ambiente”.

La funcionaria informó lo anterior al participar en el conversatorio “¿Por qué México se suma a la prohibición del glifosato?”, organizado por el Observatorio Académico de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM.

Asimismo, adelantó que, junto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), analiza alternativas al uso del glifosato en herbicidas de producción a gran escala, pues “existen muchas experiencias de manejo con métodos que los propios campesinos y comunidades indígenas han aplicado desde hace miles de años”.

San Vicente Tello destacó que, por lo anterior, se preparan campañas con distintos productos informativos, como infografías y videos, que se traducirán a varios idiomas de México con datos y fuentes científicas sobre los efectos al medio ambiente y a la salud, con el propósito de alertar a la población sobre los riesgos que implica su uso y, a partir de ello, las personas o las comunidades puedan tomar sus propias decisiones.

En 2018, un análisis realizado en Estados Unidos a muestras de harina de maíz blanco y amarillo de la marca mexicana Maseca encontró la presencia de maíz transgénico, así como altos niveles de glifosato; en respuesta, la compañía defendió su uso bajo las regulaciones existentes y aseguró que su harina de maíz cumplía con todas las normas aplicables.

Entre otros países, Francia y Alemania han anunciado acciones para el retiro gradual de productos con glifosato. Apenas ayer, la empresa Bayer informó que alcanzó un acuerdo para cerrar demandas en Estados Unidos que denunciaban que su herbicida Roundup, con glifosato, provoca cáncer y dijo que pagará alrededor de 10,900 millones de dólares.

Dicha sustancia es parte central de la revolución agrícola que incrementó en forma exponencial las cosechas de cereales y oleaginosos genéticamente modificados en Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay.