Así fue como impactó el confinamiento al sector de la construcción en México

Durante abril del 2020, el primer mes de confinamiento decretado en México, el sector construcción registró una caída de 19.0% en el valor de la producción respecto del registrado el mes previo.

En línea con todos los sectores económicos que se vieron afectados por las medidas sanitarias, el valor de la producción constructora tocó su nivel mínimo desde que se tienen registros (2006), de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) del Inegi.

La construcción es uno de los sectores más afectados en términos económicos y laborales por la suspensión de actividades. También se registró una contracción de 10.3% en el personal total ocupado del sector.

Por su parte, las remuneraciones medias reales (sueldos, salarios y prestaciones) también registraron una importante caída; sólo de marzo a abril se contrajeron 6.8 por ciento.

Estos resultados profundizan la tendencia negativa que mantenía el sector constructor en México, que ya se presentaba previa al Covid-19. El valor de la producción constructora ligó nueve meses consecutivos con números rojos.

El rubro de la producción total del sector más afectado fue el de las obras de ingeniería civil, seguido por la edificación de obras industriales, comerciales o viviendas. Y con una contracción más modesta pero también importante se presentaron las obras especializadas para la construcción.

Por su parte, en la clasificación de trabajadores, los más vulnerables ante la contracción dentro del sector construcción fueron los obreros; mientras el personal operativo se recortó 14.2%, el personal administrativo o empleados se contrajo apenas 0.8%, esta situación refleja una cantidad importante de trabajadores vulnerables que quedaron fuera del mercado laboral por las medidas de contención de la pandemia.

De la misma manera, los trabajadores obreros que conservaron sus ocupaciones experimentaron una baja importante en sus percepciones económicas: los salarios pagados a obreros de la construcción cayeron 12.5% sólo de marzo a abril. Mientras que los sueldos pagados a los empleados se redujeron 1.6 por ciento.

Ocupados en la industria constructora, en paro

Durante abril también se presentó una caída importante en el nivel de horas trabajadas por los ocupados en la construcción. De acuerdo con la ENEC, la media de horas trabajadas en el sector cayó 13.6 por ciento.

Esta situación refleja el impacto del confinamiento en la productividad del sector y profundizó la tendencia de recortes y suspensiones laborales.

Reactivación de actividades

Abril y mayo fueron los meses en los que la industria constructora, y otros sectores más, mantuvieron en pausa sus actividades operativas y traspasaron a esquemas a distancia a las actividades corporativas, administrativas o financieras.

Los especialistas proyectan que el impacto más fuerte de la emergencia sanitaria sobre la economía se presenten durante el segundo semestre del año.

A partir de junio se implementaron nuevos protocolos y medidas de seguridad sanitaria para que la construcción, la minería y la manufactura automotriz y la producción cervecera pudieran reanudar sus actividades. En la mayor parte del país, estos sectores ya pueden hospital incorporados a la lista de actividades esenciales.