"No están tomando con seriedad el problema de salud en Oaxaca": Canacope

EMILIO MORALES EMILIO MORALES

En el inicio de un nuevo mes de aislamiento social, el comercio establecido no logra ver la luz al final del túnel. La quincena pasada tenían la esperanza de que llegado junio el semáforo pasara de amarillo a verde, pero ocurrió todo lo contrario al establecerse en rojo.

De manera intempestiva, las cifras que mantenían a Oaxaca como el estado con mayor número de municipios libres de COVID-19, se revirtieron dolorosamente.

“Los casos se incrementaron y tememos que puedan ser más en las próximas semanas porque vemos que la gente no está tomando con seriedad el problema. No sé qué tienen que hacer el gobierno estatal y municipal para que la gente termine de entender que, si no nos cuidamos ahorita, habrá mayor número de casos y no se levantará la contingencia”, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) Oaxaca, Salvador López López.

Mientras que los ahorros se agotan en el pago de renta y gastos fijos el número de contagios se eleva. “Esto es el resultado de que los ciudadanos y comerciantes no acataron las disposiciones sanitarias de quedarse en casa y guardar sana distancia”, indicó.

Para el líder de los comerciantes, el contexto actual es resultado de quienes se reunieron para celebrar el día del niño, el día de la madre y del maestro, así como de quienes reabrieron sus comercios pasando por alto los decretos establecidos. “Los afiliados demostraron que están molestos, indignados por los comerciantes que han abierto”, destacó.

Por lo pronto -expuso- quienes mantienen sus negocios cerrados han comenzado en la elaboración de protocolos sanitarios para salvaguardar la salud del personal y de la clientela una vez que el semáforo cambie a verde. “No es cosa de abrir y dar el servicio. Hay que estar preparados sanitariamente para todos los giros de todos los negocios y ofrecerlos a partir del día que termine la contingencia que podría ser el 30 de junio”, declaró.

De su lado -agregó- las autoridades tendrían que actuar conforme al decreto vigente en el que se establecen sanciones a quienes incumplan con las medidas sanitarias. “Las autoridades tienen que aplicar el reglamento que ellos pusieron en vigor. Nosotros no somos quien, para señalar, pero si la gente ve que no se aplica la ley se seguirá en las mismas y será cuento de nunca acabar”, declaró.

López López indicó que hasta este momento cinco son los afiliados a la Canacope que decidieron dejar los locales que rentaban porque no lograron llegar a un acuerdo con los arrendadores. “Desafortunadamente no todos los arrendadores han comprendido la situación y ya están pidiendo el pago o la desocupación de los locales”, expuso.