Porfirio Juárez: con la magia en las manos

PERSONAJES, LUGARES, COSAS Y CASOS DE OAXACA

El primer contacto con la obra del arquitecto y artista plástico Porfirio Juárez, es encontrarse con una explosión fantástica de color, llena de imágenes expresivas y bien ejecutadas que dan vitalidad al alma y que asumen el protagonismo de la vida de la comunidad, a través de un viaje mágico  dentro del lenguaje de la pintura, ya que sin magia no hay posibilidad de libertad, y la libertad es condición de la creación artística.

Al preguntarle acerca de su historia personal, nos comenta: Nací en Oaxaca de Juárez en la zona norte, ahí viví mi infancia, junto con mis abuelos maternos nacidos ellos en la Sierra Juárez; y paternos de los Valles Centrales, originarios de Ejutla de Crespo; en la segunda etapa de su vida ambos radicaron en el Valle, al asentarse aquí se dedicaron a la siembra de la tierra cosechando los granos más importantes, como maíz, frijol, calabaza, y también a la crianza de animales domésticos, de donde obtenían leche y preparaban quesos, los cuales me encantaba comer bien dorados en el comal, calentado con leña de encino.

Yo observaba a la abuela Adela cómo preparaba todos estos alimentos, siempre con una sonrisa, nunca se veía triste y hasta el momento sigue siendo igual a pesar de los años; lo impresionante es que nunca pierde ese carisma, fascinado encontraba tantas cosas en esas vivencias en las cuales había una enseñanza que absorbía día con día, la gran importancia y la suerte de vivir en ese espacio con piso de tierra.

Formas y colores 

La enseñanza de la escuela y ver los textos de los libros y las pinturas que en ellos se plasmaban, me detenían la mirada para observar esas formas y colores de esas pinturas que me llamaban mucho la atención, hojeando libro tras libro para no dejar  pasar ningún detalle y al participar en la convocatoria que se llamaba “El niño y la mar”, me hacían pintar pequeños cuadros sin saber que me estaba iniciando para hacer algo que me llenaba de emoción y satisfacción hasta el momento; a partir de ahí no dejé de dibujar y plasmar recuerdos.

Es por todo esto que dentro de mi pintura trato de representar vivencias que recuerdo en ese ambiente lleno de animales, vegetación y colores de flores silvestres de todo tipo, árboles de diversas especies y tierras de diferentes colores; en mi pintura me regocijo en estos temas; ya en el camino del arte y aprendiendo en diferentes talleres encuentro las diferentes técnicas y es ahí donde encuentro la textura y el color que para mí es lo más importante.

En la escuela encontré las formas de cubos y plantas arquitectónicas y comencé a dibujar con estilógrafos y regletas, escuadras y regla T, conocí el papel albanene, y ví que podía calcar alguna imagen, me llevó a dibujar cosas que me gustaban con este papel; de igual forma hice algunos dibujos al puntillismo con los estilógrafos y tinta china.

En esa misma fecha, por el año del 90, empecé a dibujar y aplicar el color a lo que ya había dibujado que regalaba a mis amigos, me gustaba hacer esto porque no era común que alguien más los hiciera dentro del grupo. Ya en el año del 95, comencé a pintar al óleo sobre manta, o cartón tela, que era mucho mejor porque se veía diferente y darle los efectos que se producen en la tela, para mí ya era un gran avance en mi pintura y me esforzaba para hacer una obra cada vez , mucho mejor.

La enseñanza

Ya por el año de 1997, entre la carrera de Arquitectura, la búsqueda de una enseñanza que seguía siendo el tema del dibujo, me llamó la atención porque según yo sabía dibujar; poco después me di cuenta, que lo que yo había imaginado no era tan sencillo, exploré dentro de la carrera diversas técnicas dejando un poco el tema pictórico, ya que me robaba mucho tiempo, me absorbía demasiado las materias y ya no tuve tiempo de hacer mucho de lo que venía haciendo, introduciéndome más en la arquitectura, que fue otra etapa maravillosa de mi vida.

Posteriormente se inicia un proyecto de abrir una galería, los cuales seríamos dos maestros los que trabajaríamos en el taller después de ir a clases nos reuníamos en el espacio interior y realizábamos los dibujos , ya plasmada ésta obra en papel de tal forma que se pudiera trasladar sin ningún problema para quien quisiera comprarlos; la galería duró dos años abierta en Santa María El Tule; los turistas que pasaban por ahí nos compraban obra, pero por razones de trabajo cerramos el espacio.

Pero yo le di seguimiento a mi formación personal dentro del arte, me inscribí en el taller Rufino Tamayo, donde mejoré la técnica al óleo, participando en exposiciones dentro del  mismo taller, así que en las fiestas del 3 de mayo, monté en la Facultad  de Arquitectura.

En la carrera me he desarrollado profesionalmente haciendo obra privada, sin dejar la pintura que es la que me mueve y me anima a continuar en el medio, me gusta dedicarle mi tiempo al arte y a la pintura, no se puede dejar un lienzo a medias, ya que cada uno es una etapa de la vida y que a través de ella se deja huella y son grandes recuerdos por el camino del arte.

Lienzos de Música

Al paso del tiempo realicé mi exposición individual con apoyo de amigos que tanto admiro; se logró montar mi obra llamada Sinfonía Lienzos de  Música, de la cual surgieron nuevos  amigos y exposiciones, hay muchos proyectos en los cuales estaré participando en compañía de grandes artistas plásticos, de quienes he aprendido mucho tanto en la pintura, como en la parte humana.

Una de las invitaciones más importantes en este 2020, fue ser galardonado con el pergamino de oro "Andrés Henestrosa"  y conocer a estas amistades que hicieron un gran trabajo para la realización de este evento, lo cual agradezco, esto me dio la oportunidad de conocer a grandes personajes y saber que formo parte de esta generación me llena de orgullo y me compromete a seguir trabajando más con el arte,  dejar huella y trascender para que el día de mañana, lleguen más oportunidades para realizarme dentro de lo que más me gusta, la pintura.

Así termina esta charla con este artista plástico, que maneja los colores y las formas como una explosión de sentimiento y arte.

"Una de las invitaciones más importantes en este 2020, fue ser galardonado con el pergamino de oro "Andrés Henestrosa"  y conocer a estas amistades que hicieron un gran trabajo para la realización de este evento".