Una empresa privada llevó a la NASA de vuelta al espacio: SpaceX hizo historia

Tras minutos de gran emoción y cierta preocupación por las condiciones del tiempo, el lanzamiento de la misión Demo-2 se realizó con éxito y la cápsula Crew Dragon viaja ya hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).

La misión conjunta de la NASA y la empresa de Elon Musk SpaceX Demo-2 ha sido calificada de histórica por tratarse de la primera vez que una nave privada lleva astronautas a la EEI.

Los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley viajan hacia la EEI en la cápsula Crew Dragon, construida por SpaceX, que actúa como una suerte de taxi contratado por la NASA para que lleve a sus astronautas hasta la estación en órbita.

Lanzamiento sin sobresalto

"Son las 15:22 ¡y hemos despegado!".

La cápsula Crew Dragon, sobre el cohete Falcon 9, despegó desde el mismo lugar utilizado para la misión a la Luna en 1969.

La nave tardó nueve minutos en alcanzar su órbita inicial y parte del cohete regresó a la Tierra para ser utilizado de nuevo.

Se espera que Hurley y Behnken lleguen a la EEI alrededor de las 10:30 de la mañana de este domingo.

Se trata del primer lanzamiento desde suelo estadounidense desde 2011, cuando se puso fin al programa del transbordador espacial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue testigo del lanzamiento en directo desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida. 

Separación de la primera etapa

Tras el despegue inicial, la primera etapa de la nave se separó con éxito y descendió sobre la embarcación llamada Of Course I Still Love You ("por supuesto todavía te amo").

Es el primer retorno de un cohete Falcon 9 que haya llevado astronautas al espacio.

Crew Dragon en órbita

Posteriormente, la cápsula Crew Dragon se separó del cohete para dirigirse hacia la EEI.

Behnken y Hurley tienen ante sí un viaje de 19 horas, en el que les esperan varias tareas.

Cabe recordar que este es un viaje de prueba y los astronautas tendrán que probar el sistema y los controles de la Crew Dragon a lo largo de su travesía.

"Esta misión trata sobre todo de poner a prueba la cápsula Crew Dragon. El diseño se probó hace un año, pero solo con un muñeco a bordo. SpaceX y la NASA tienen que entender cómo vivirán y trabajarán dentro del módulo personas reales", explica Jonathan Amos, corresponsal de Ciencia de la BBC.

Los dos astronautas tienen ocho horas de descanso, aunque sin estirarse, sentados en la cabina.

Una vez en la EEI, sí tendrán camas adecuadas.

"Lo logramos"

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, que vio el lanzamiento junto a Trump y el vicepresidente Mike Pence dijo: "Lo logramos".

Bridenstine elogió las acciones de Trump respecto al programa espacial y expresó gratitud por el presupuesto que los legisladores republicanos y demócratas en el Congreso le han destinado.

"Suspiro con alivio, pero también les digo que no voy a celebrar hasta que Bob y Doug estén de regreso en casa", añadió.

Bridenstine se dirige a Houston para observar el acople de la Crew Dragon en la EEI.

Cerca de 10 millones de personas siguieron en vivo el lanzamiento, según la NASA.

El lanzamiento de ayer era el segundo intento, después de que las malas condiciones del tiempo impidieran la tentativa del pasado miércoles 27 de mayo.

¿Por qué una empresa privada lanza al espacio astronautas de la NASA?

La NASA ha estado planeando externalizar el transporte de tripulación a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde comienzos de los años 2000.

Después del accidente del transbordador espacial Columbia durante su retorno a la Tierra en 2003, la agencia espacial se centró en desarrollar una nave de reemplazo que pudiera viajar a la Luna.

Incluir a empresas privadas en el traslado de tripulantes y mercancías a la EEI era un paso necesario para poder financiar el programa.

En 2014, la empresa de Elon Musk SpaceX y el gigante aeroespacial Boeing resultaron ganadores de un contrato de la NASA para el transporte de tripulantes.

SpaceX realizó primero su lanzamiento: la cápsula Crew Dragon despegó sobre un cohete Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy, ubicado unos 300 km al norte de Miami.

¿Qué es SpaceX?

SpaceX es una empresa estadounidense que ofrece servicios de lanzamiento comerciales y públicos en sus cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy.

El empresario Elon Musk fundó la compañía en 2002 con el objetivo de reducir los costos del transporte espacial y hacer posible la colonización de Marte.

SpaceX fue la primera empresa privada en hacer regresar cohetes a la Tierra con energía de propulsión para que puedan volver a ser usados en lugar de ser desechados.

Ha realizado envíos de mercancía a la EEI regularmente y ahora intentará iniciar el transporte de astronautas.

¿Quién es Elon Musk?

Nacido en Sudáfrica, Elon Musk obtuvo más de 160 millones de dólares con la venta del servicio de pago online PayPal a eBay.

Su deseo de ver a la humanidad convertida en una verdadera civilización espacial fue el motor detrás de la creación de SpaceX.

Pero también ha estado implicado en la fundación de una variedad de empresas, como la fabricante de autos eléctricos Tesla.

¿Por qué es tan importante el lanzamiento?

Desde la retirada del programa de transbordadores espaciales en 2011, la NASA le ha estado pagando a Rusia decenas de millones de dólares para enviar a sus astronautas en la nave Soyuz.

El lanzamiento de la Crew Dragon desde Florida supone el primero de humanos desde territorio estadounidense en nueve años.

Se ve como un paso crucial para restaurar el prestigio de EE.UU. en la carrera espacial.

Será también la primera vez que una empresa privada ponga astronautas en órbita.

¿Qué es la Crew Dragon?

La Crew Dragon es la nave espacial que transportará astronautas a la EEI.

Es una elegante evolución de la nave Dragon que fue construida para transportar mercancía al espacio.

¿Quiénes son los astronautas que irán al espacio?

Bob Behnken y Doug Hurley son astronautas de la NASA.

Fueron seleccionados en el año 2000 y cada uno ha volado al espacio dos veces en transbordador.

Son de los más experimentados del equipo de astronautas y los dos tienen formación de pilotos de prueba, algo esencial para dirigir la nueva nave espacial.

¿Qué van a hacer Behnken y Hurley?

Las naves diseñadas para transportar astronautas tienen que superar un proceso que garantice que pueden operar de forma segura.

El lanzamiento es, en esencia, el último paso del proceso de validación.

Una vez en órbita, Behnken y Hurley probarán el sistema de control ambiental de la Crew Dragon, los monitores y controles y los propulsores para maniobrar.

Monitorearán el sistema autónomo de acoplamiento durante la aproximación a la estación espacial y pasarán a ser miembros de la tripulación de la EEI.

En ese puesto remoto en órbita continuarán realizando pruebas en la Crew Dragon además de otras tareas relacionadas con la estación espacial.

¿Qué pasa si algo sale mal durante el lanzamiento?

La Crew Dragon tiene un sistema interno para abortar la operación diseñado para salvar la vida de los tripulantes en caso de emergencia.

Si hay un problema durante el ascenso, como que se pare un motor del cohete, la nave prenderá motores para propulsar la cápsula con sus ocupantes y desprenderse del cohete.

La cápsula caerá de forma segura gracias a un paracaídas.

¿Y esos trajes espaciales?

Los trajes espaciales que Behnken y Hurley vestirán en la cápsula se ven muy distintos a anteriores diseños.

En fuerte contraste con los gruesos trajes de color calabaza y los cascos redondos de la época del transbordador espacial, los trajes de SpaceX son finos, blancos y de una pieza, con pulidos cascos impresos en 3D.

Cada uno está hecho a medida de los astronautas.

¿Qué pasa después?

Si la misión Demo-2 de Crew Dragon es exitosa, SpaceX seguirá adelante con las seis misiones operativas a la EEI que tiene que cumplir bajo el contrato de US$2.600 millones con la NASA.

Boeing tiene un acuerdo similar por US$4.200 millones para transportar tripulantes a la estación espacial en su nave CST-100 Starliner.