Lo que queda del Mercado de Abasto...

Reconstruirlo, reubicarlo y hasta cerrarlo, sugerencias

Tras el terrible incendio suscitado el pasado miércoles en el Mercado de Abasto de la capital del estado, la situación del inmueble comercial, sin duda, será otra. Ya sea por temor, por desconfianza o por precaución, la ciudadanía, incluidos comerciantes, proveedores y clientes, acudirá con sus limitantes.

En el polígono del mercado, formado por Periférico, Valerio Trujano y Constituyentes  (Riberas del Atoyac), el sentir de la gente, principalmente clientes que van a surtirse, es de extrañeza, asombro, nostalgia y hasta de cambio. Unos ven el incidente como un punto de inflexión, otros como un atentado reprobable.

“Iba a pasar, tarde o temprano esto iba a pasar, porque el mercado ya está en muy malas condiciones; hay negocios irregulares, delincuencia, inseguridad, instalaciones ya viejas que no han recibido mantenimiento. Súmele los vagos que van y ahí se drogan, que roban o para pasar el frío queman basura… quién sabe por qué sería, pero tenía que pasar”, comenta la señora Julia Silva, que lleva más de 20 años yendo a hacer su mandado al mercado de abasto.

“Pues ya mejor sería iniciar todo de nuevo, desde el principio; construir uno nuevo, bien pensado, mejor ubicado, más moderno y organizado”, añadió.

El señor Pedro Ramírez, que llega al inmueble a buscar refacciones para su negocio y alimento para sus animales de granja, se dijo sorprendido cuando se enteró de lo sucedido, porque su hijo le comentó que lo había visto circular en redes sociales.

Sin salidas de emergencia

“Al principio no lo creí, pero bueno, ya que vas viendo y haces memoria de cómo está todo el mercado, lo sucio, lo descuidado que lo tienen, entre comerciantes, líderes y autoridades, pues ya no extraña tanto. Le voy a dar un ejemplo: llevo aquí viniendo toda la vida, no hay a dónde más ir, y jamás, jamás he visto un solo letrero de salida de emergencia; y eso que, sin temor a equivocarme, creo que he recorrido todo el mercado”, dijo.

Respecto al futuro inmediato de este espacio y las acciones a implementar por parte de las autoridades, afirmó: “Ojalá se pueda rescatar y ojalá todavía haya algo que hacer, porque pa’ construir otro o cambiarlo de ubicación, va a estar canijo”.

Por otra parte, a los ciudadanos también se les preguntó acerca de si seguirán yendo al mercado de abasto luego del incidente. Las opiniones, bastante divididas.

“Estuvo muy feo, pero es que aquí es el único lugar en donde encuentras de todo prácticamente; el mercado como tal, la zona, ya está muy podrida y sí da cierto temor ir a un lugar que sabes que se puede incendiar en cualquier momento o caer, o que te pueden asaltar. Pero ni hablar, es lo que hay”, apuntó Marisela Victoria.

"Se pudo haber prevenido"

“Yo creo que lo hicieron ver muy grande, pero son cosas que pues, suelen pasar; se pudo haber prevenido, sí, no lo dudo, pero ya está; no se acabó ni se cayó todo, así que esto puede ser una enseñanza. Para nosotros como clientes o como personas que venimos aquí a surtir, pues qué más nos gustaría que un mercado limpio, ordenado, seguro… pero mira, este es nuestro mercado y aquí encontramos todo”, dijo Cristian Vidal.

“Sería un sueño, un sueño de verdad porque, aunque es viable, es imposible; aquí en Oaxaca hay mucho terreno libre en donde se podría construir un nuevo mercado o a donde se podría mudar este, pero la burocracia y la corrupción no lo permitirían. Los gobiernos están ciegos ante los problemas fuertes y este es un problemón; lleva años así, imagínate”, afirmó doña Enriqueta.